A la pareja la mandaron al Max Peralta. Foto: Keyna Calderón
A la pareja la mandaron al Max Peralta. Foto: Keyna Calderón

Una pareja se repartió sopita de muñeca la mañana de este lunes en San Vicente de San Rafael de La Unión en Cartago. 

Los gritos de la pelea sacudieron al barrio y en minutos la Policía intervino para calmar los ánimos.

El caso se presentó a las 10:19 a. m., frente a los tanques de agua.

En principio, las autoridades recibieron el reporte de que una mujer era víctima de violencia doméstica, sin embargo, al llegar los patrulleros un hombre de apellido Figueroa les aseguró que él era el afectado.

Figueroa les contó a los oficiales que la mujer de apellido Esquivel le hizo varias cortadas con un puñal, por suerte ninguna profunda.

El hombre se defendió y le pegó una cachetada, por lo que la pareja agarró la misma arma con la que lo agredió y se cortó en el estómago. 

Al parecer, no es la primera vez que hay bronca en ese hogar.

Los azules comentaron que lo más triste en este caso al igual que en el de Bebedero de San Antonio de Escazú fue que una pequeña de ocho años observó la agresión.

A la mujer la detuvieron y a los dos los llevaron fuera de peligro y con custodia al hospital Max Peralta de Cartago. 

Apenas les den de alta los enviarán a la fiscalía para que se determine porqué la mujer atacó al hombre. 

El PANI se hizo cargo de la menorcita.

Los policías interrogaron a la mujer. Foto: Keyna Calderón
Los policías interrogaron a la mujer. Foto: Keyna Calderón