Los asesinos emboscaron a los oficiales mientras hablaban con el guarda de la quinta. Foto: Jeffry Zamora
Los asesinos emboscaron a los oficiales mientras hablaban con el guarda de la quinta. Foto: Jeffry Zamora

El policía Óscar Ramírez Vindas, de 42 años, quien murió asesinado este sábado en la madrugada en San Isidro de Heredia, cuando los sospechosos de robar el contenedor de un tráiler, lo emboscaron se casó hace 15 días. En el ataque resultó herido su compañero Leonel Jiménez Araya, de 36 años.

Óscar y su esposa Lidia Isabel Gómez  tenían más de 12 años de estar juntos. Trajeron al mundo dos hijitos de diez y seis años. Ellos tenían el sueño de casarse por la Iglesia pues solo lo habían hecho por lo civil en el 2005.

Los compañeros del valiente oficial comentaron que este viernes regresó al trabajo después de estar  un mes en su segunda luna de mil. 

El cobarde ataque  ocurrió a la 1:50 a. m., en calle Lázaro de Concepción de San Isidro de Heredia.

El contenedor estaba dentro de esta quinta. El oficial Oscar Ramírez falleció en la raya blanca justo donde se cierra el portón. Foto: Gustavo
El contenedor estaba dentro de esta quinta. El oficial Oscar Ramírez falleció en la raya blanca justo donde se cierra el portón. Foto: Gustavo

La pesadilla para los oficiales comenzó   cuando un trailero salió de Cañas, Guanacaste, con un contenedor de la empresa DHL contratado para transportar un cargamento de tilapias. Sin embargo, en el puente sobre el río Lagarto, que comunica a Guanacaste con el Puerto, al conductor le dieron ganas de orinar y se detuvo.

Según Pablo Calvo, jefe del OIJ de Heredia, al chofer le cayeron varios hombres que lo amenazaron con pistolas y lo  metieron en el camarote del cabezal.

“El señor asegura que uno de los tipos empezó a manejar el vehículo sobre ruta 27, es ahí cuando se detienen, lo sacan del tráiler y lo meten en otro vehículo para ir a dejarlo en las cercanías de Cartago, donde se logró liberar y llamó a su jefe”, detalló Calvo.

El camión cuenta con un sistema de posicionamiento satelital (GPS) que permite saber dónde está, por lo que lo ubican en el sector de San Isidro de Heredia, así que el dueño del contenedor   avisa al 911 y se envía la patrulla.


Óscar Ramírez Vindas de 42 años tenía 18 años de ser policía, casado, tenía dos hijos.
Óscar Ramírez Vindas de 42 años tenía 18 años de ser policía, casado, tenía dos hijos.

“Cuando los oficiales llegaron a la propiedad los recibió el guarda de la quinta, quien es uno de los sujetos detenidos,  ya que empezó a atrasar la labor de los oficiales. Es en ese momento cuando varios sospechosos emboscaron a los oficiales de la Fuerza Pública”, explicó Calvo.

Los policías se enfrascaron en un tiroteo con los bichos, pero cuando la Cruz Roja llegó ya Ramírez estaba fallecido. Él recibió un balazo en el abdomen y otro en el cuello, mientras que su compañero  Jiménez  fue trasladado al hospital San Vicente de Paúl con un balazo en la mandíbula.

Al parecer, los refuerzos policiales lograron dar con el guarda y el chofer antes de que escaparán, sin embargo, los otros sospechosos se dieron a la fuga y por lo que las autoridades empezaron a rastrearlos en esa zona montañosa al norte de Heredia.

Los agentes recolectaron casquillos de arma nueve milímetros en el lugar.

“Estamos revisando las cajas del contenedor porque uno de los perros dio positivo (droga)”, dijo Calvo.

Como un héroe despidieron ayer sus compañeros a don Óscar.Foto: MSP
Como un héroe despidieron ayer sus compañeros a don Óscar.Foto: MSP

Sin embargo, no encontraron droga en el contenedor. 

Ramírez tenía 18 años de ser policía y era vecino de Santa Elena de San Isidro de Heredia. 

"Para la Policía ha sido una noche y madrugada de mucho dolor por el fallecimiento de dos compañeros (Óscar y otro en un accidente en San Ramón) sus muertes son un motivo para que todos los que portamos este uniforme podamos seguir", dijo el viceministro de Seguridad, Juan José Andrade. 

Óscar será despedido hoy a las 9 de la mañana en la iglesia de San Isidro de Heredia. 


Juan Pablo Calvo, jefe del OIJ de Heredia, tiene la gran tarea de dar con los asesinos.
Juan Pablo Calvo, jefe del OIJ de Heredia, tiene la gran tarea de dar con los asesinos.