Una catarata formada por las fuertes aguaceros que cayeron este sábado en la tarde puso en peligro a las personas que pasaron por la carretera que va de San José a Caldera. 

El agua cayó con fuerza sobre una montaña de tierra que está al lado de la calle. La situación se presentó unos 10 kilómetros después de Orotina (en sentido a San José). 

Juan Diego Naranjo, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), dijo que las lluvias se debieron al paso de la onda tropical 40 por Centroamérica. 

Algunas personas afirmaron temer ser arrastradas por la fuerza de agua o de las piedras que caían con este. Foto: Andrés Garita
Algunas personas afirmaron temer ser arrastradas por la fuerza de agua o de las piedras que caían con este. Foto: Andrés Garita

Los aguaceros provocaron cabezas de agua en diferentes partes del país y, lamentablemente, una de estas acabó con la vida de un niño de seis años quien fue arrastrado por el agua en Buenos Aires, zona sur. 

También un camionero se vio en aprietos luego de que creciera el río Turrubares, San José, por donde debía pasar. El hombre se salvó al agarrarse al cabezal y al amarrarse a una cuerda para no caerse.   

Para este domingo los expertos señalan que seguirán las condiciones normales de la época lluviosa, es decir, mañanas calurosas y tardes con aguaceros que podrían estar acompañados de tormenta eléctrica. 

Las lluvias más fuertes serían en el Valle Central y en todo el Pacífico. 

El IMN pide mantener precaución sobre todo si vive cerca de tierras propensas a deslizamientos e inundaciones.