Chiquita tenía cinco meses de vivir con la mujer y con su papito

Por: Edgar Chinchilla Hace 6 días

Una madrastra pasará 30 años en la cárcel por el asesinato de una pequeña de tres añitos. La mujer fue condenada por el Tribunal de Juicio de San Carlos.

Los jueces Blanca Salas, Maribeth Mora y Marco Lizano encontraron a Ana María Vásquez, de 20 años, responsable de matar a golpes a su hijastra.

Durante la sentencia la sala estaba pelada, la mujer quedo detenida de inmediato. Foto: Édgar Chinchilla
Durante la sentencia la sala estaba pelada, la mujer quedo detenida de inmediato. Foto: Édgar Chinchilla

El juicio se inició el lunes pasado con cinco testigos. Todos señalaban a la mujer como la responsable de los hechos pero, además, los jueces consideraron que las pruebas fueron contundentes, principalmente las que salieron de la autopsia porque indicaron que la pequeñita murió por las lesiones internas que sufrió y que eran gravísimas.

El juez Lizano le explicó a Vásquez que ella, por su ventaja en tamaño y en edad, era consciente de la gravedad de las lesiones que le provocó a la chiquita y que esas lesiones le provocaron, incluso, lesiones en el hígado, del cual se le desprendieron partes y se le encontraron en el estómago.

El día del funeral de la pequeña se supo que la mujer era la sospechosa del asesinato. Foto: Edgar Chinchilla
El día del funeral de la pequeña se supo que la mujer era la sospechosa del asesinato. Foto: Edgar Chinchilla

"La prueba pericial y testimonial nos permitió llegar a concluir que la conducta que usted desplegó iba dirigida a acabar con la vida de la menor ofendida", le dijo el juez.

Los hechos por los que fue condenada Vázquez ocurrieron el jueves 19 de junio del 2015 en la comunidad de Santa Fe de Aguas Zarcas, en San Carlos.

Ese día, según la acusación de la Fiscalía, representada por Danish Loaiza, la Cruz Roja fue llamada para atender a una niña con problemas de salud.

Socorristas en todas

Al llegar al lugar la niña no estaba en casa, los cruzrojistas la encontraron frente al acueducto, tirada en una tapa de una alcantarilla, bajo un fuerte aguacero, ya sin vida. La mujer les dijo a los socorristas que la puso ahí mientras la ayuda llegaba. Los socorristas sospecharon y pidieron que el OIJ se hiciera cargo.

Pese a que la mujer aseguraba que la menor había muerto por causas naturales, los resultados preliminares de la autopsia revelaron que presentaba lesiones internas a causa de golpes.

Tres días después, al final del funeral, el OIJ detuvo a Vázquez, en las afueras del cementerio de Los Lotes de Aguas Zarcas.

Durante la lectura de la sentencia, la tarde de este miércoles, la sala estuvo vacía y la acusada oyó la sentencia como quien oye llover.

La menor de edad tenía cinco meses de vivir con su papá y con la madrastra.

La mujer de apellido Vásquez y el papá de la niña fallecida tenían una bebé. Al parecer, la mujer agredía a la niña por los celos que le dieron cuando el hombre la llevó a vivir a la casa que compartían.

Vázquez estaba libre, pero el tribunal le dictó seis meses de prisión preventiva, por lo que fue trasladada de inmediato a celdas judiciales.