¡Bien breteado!

Madre y su hija convirtieron un platillo familiar en su negocio

Mahalo Bowls es un restaurante que ofrece una comida hawaiana que enamora a sus comensales

Escuchar este artículo

Muchas veces tenemos la gallina de los huevos de oro ante nuestros ojos y no nos damos cuenta.

Durante años doña Clara Peña se dedicó a preparar con amor y esmero el poke, el platillo favorito de sus hijos sin pensar que en el futuro, esa comida sería la base del restaurante Mahalo Bowls, su negocio.

Ella y su hija Valeria Jiménez se dijeron cuenta hace cinco años que así como a sus familiares y amigos les gustaba el poke, a otras personas podría llamarles la atención y decidieron lanzarse al agua y abrir un local

Ella no se equivocaron, pronto el restaurante, ubicado detrás del mall San Pedro, comenzó a recibir más y más personas y desde enero del 2018, cuando se unieron a Uber Eats, la plataforma tecnológica les pegó un gran empujón y quienes los encontraban por ese medio, pronto decidían ir a comer directamente al restaurante.

“El poke es un platillo originario de Hawái, cuya base es el pescado crudo, muchos vegetales y salsas y cuando decidimos emprender tomamos en cuenta esta receta porque es muy rica y saludable”, contó doña Clara.

El secreto, según esta emprendedora, está en identificar, convencerse y creer en su proyecto, que a usted le guste lo que está haciendo, porque con eso ya la persona ganó, pues a partir de ahí solo necesitará el impulso para hacerlo realidad.

Agradecidas

Según Valeria, aunque ellas no tienen ancestros hawaianos, bautizaron su negocio Mahalo, que significa gratitud en el idioma de Hawái (malayo-polinesio) y por eso les pareció bonito ponérselo porque están agradecidas con Dios y el universo por el respaldo que han obtenido. Esa palabra la combinaron con bowl que significa tazón.

“Como sabemos que no a todo mundo le gusta el pescado crudo hicimos los ajustes para ampliarlos a diferentes gustos y como cada quien puede personalizar sus ingredientes, pues el menú ha crecido bastante y se puede cambiar el pescado por pollo cocido o camarones o pulpo al vapor y tiene 17 vegetales y diez salsas para elegir”, explicó Jiménez.

Pero sin duda el cariño que le imprimen en cada platillo y la atención ha sido la clave para ir creciendo poco a poco y poder emplear a más personas.

La base se mantiene en los carbohidratos, una o dos proteínas -según el tamaño del bowl- y los vegetales.

Usted puede darse la vuelta detrás del mall San Pedro sobre el bulevar Dent de lunes a jueves de 11 a.m. a 8 p.m.; viernes y sábados de 11 a.m. a 9 p.m. y los domingos de mediodía a 6 p.m.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.