¡Bien breteado!

Pastel de cumpleaños marcó el inicio de un dulce negocio

Amigas venezolanas se unieron para darle vida a Sugar Bakers

Escuchar este artículo

Marianela Najur y Daniela Arriaga son dos amigas venezolanas que se conocieron en Costa Rica hace siete años y desde entonces hicieron clic.

Hace cinco años, ambas realizaban labores distintas a la cocina pero debido a la celebración del primer año de su hija Carlota, Marianela se animó a hacerle el queque de cumpleaños, el cual tuvo tan buena aceptación que sirvió como el empujoncito final para que decidiera lanzarse al agua con su emprendimiento, donde contó con la ayuda de Daniela para promocionarlo.

“Fue un queque bastante sencillo, de dos pisos, morado y decorado con crema de mantequilla. El relleno no lo recuerdo, pero posiblemente fue de vainilla con dulce de leche o nutella. Era un flower cake, que es nuestro queque más vendido actualmente”, recordó Marianela, quien es la encargada de la producción desde el inicio.

De esta forma, ambas le dan vida a Sugar Bakers, el negocio de estas dos amigas que inició en el comedor de la casa de Marianela y donde se mantuvo por ocho meses hasta que su esposo “reclamó” el espacio de su casa. Gracias al crecimiento que habían tenido, ellas alquilaron un pequeño local que les sirvió como taller.

Su pequeño local no estaba abierto al público, por lo que se aliaron a Uber Eats para distribuir sus postres y queques y a los dos meses se vino la pandemia, la cual las benefició, porque todo se movía por medio de entregas y eso les permitió que más personas las conocieran.

Gracias a lo anterior, abrieron su primer local en el centro comercial Fuerte Ventura en Santa Ana y desde febrero de este año, inauguraron el segundo en La Sabana, frente a canal 7, en Metropolitan Tower.

Además, aunque siguen en la plataforma de comidas, tiene su propio carro para hacer entregas dentro de la Gran Área Metropolitana (GAM).

Daniela es la encargada de las ventas y el manejo de las redes sociales, pero cada producto nuevo y lanzamiento de temporada, lo preparan entre ambas.

“Nuestra especialidad son los postres, dulces y el café. Tenemos toda una parte de queques decorados y personalizados que ha sido la base del negocio desde el principio. Actualmente hemos crecido mucho en la parte de la pastelería, los brownies, las galletas y las mesas dulces. Tenemos postres grandes más elaborados y otros más pequeños para los antojos”, explicó Arriaga.

Personalizados

Incluso usted puede hacer su propia creación de queque eligiendo el diseño, el sabor, el tamaño, el relleno y hasta la figura y ponerle un mensaje o nombre que desee, eso sí, debe encargarlo con tiempo para que se lo preparen, sino, cuentan con una base más tradicional para salvarle la tanda si se trata de una compra de último minuto.

Además, para darle su propio sello, los tipos de dulces que ofrecen no son ni venezolanos ni ticos, sino más bien un híbrido entre las ricuras de ambos países.

“No somos una pastelería francesa, tenemos donas, galletas rellenas, cosas con mucha nutella, dulce de leche. Somos más de antojo, más provocativo, no tan perfecto. Nos especializamos en que a la gente le encante y disfrute el postre”, explicó Marianela.

Entre los favoritos de sus clientes están las tradicionales donas glaseadas y el queque “cookie monster” que es de chocolate, relleno de dulce de leche y con una galleta de chispas de chocolate en el centro.

Hechos con amor

Como su eslogan “Made with love” (hecho con amor), así preparan sus platillos, ya que Marianela admite que en las familias de ambas, la cocina es la mejor forma de demostrar cariño.

Aunque ninguna tenía experiencia directa con negocios relacionados a la comida, en la familia de Daniela ya habían tenido algunas experiencias.

Najur les recomendó a quienes estén pensando en emprender su negocio que no esperen a que llegue el momento correcto, porque nunca van a estar preparados.

“No haga las cosas solos, deben asociarse con una persona que sepa y la pueda apoyar, pero piensen muy bien la decisión, no se apresuren”, agregó Marianela.

A su criterio, lo más difícil ha sido confiar en su trabajo y aprender que no se puede complacer a todo el mundo por más que quieran, pero el hecho de saber que lo que hacen es bueno y que a la gente le gusta es lo más importante.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.