Cables

Autoridades de Camerún piden calma tras la muerte de una niña a manos de un policía

Las autoridades del oeste anglófono de Camerún hicieron un llamado a la calma el jueves después de la muerte de una colegiala a manos de un policía, que fue linchado por una turba enfurecida.

El incidente tuvo lugar en Buea, una de las ciudades más conflictivas de una región en la que los separatistas de lengua inglesa y las fuerzas del gobierno de la nación de mayoría francoparlante se han enzarzado en un conflicto de cuatro años.

"Pedimos a la población que mantenga la calma. Se trata de un incidente triste y desafortunado", declaró el gobernador de la Región Suroeste, Bernard Okalia Bilai, al canal de televisión estatal CRTV.

Blaise Chamango, jefe de un grupo de campaña local, dijo que la policía ordenó a una mujer que llevaba a niños a la escuela que se detuviera en un puesto de control.

"La conductora no obedeció. Un gendarme abrió fuego y una alumna resultó herida de muerte", señaló.

"La multitud respondió linchando al policía. Más de 500 personas salieron y marcharon con el cuerpo (de la niña) hasta la oficina del gobernador", añadió.

En las redes sociales circularon fotos que parecían ser las de la niña muerta, el policía y la multitud linchándolo, pero no pudieron ser autentificadas.

rek-amt/meb/mb