Cables

El Leopard 2, el tanque alemán que reclama Ucrania

escuchar audio Escuchar este artículo

El Leopard 2, el tanque pesado que Alemania decidió el miércoles entregar a Ucrania tras semanas de vacilaciones, es un arma de renombre mundial susceptible de tener un impacto "significativo" en el campo de batalla contra Rusia.

Alemania anunció el miércoles que entregará a Ucrania 14 tanques Leopard 2A6 procedentes de las reservas de su ejército y al mismo tiempo permitirá a los países europeos que lo deseen suministrar a Kiev los blindados que tienen, tal como venía exigiendo Polonia.

El Leopard 2 fue diseñado por el fabricante alemán Krauss-Maffei y construido en serie a partir de finales de la década de 1970 para sustituir al carro de combate estadounidense M48 Patton y posteriormente al Leopard 1.

Este tanque, que combina potencia de fuego, movilidad y protección, pesa sesenta toneladas y se produjeron unos 3.500.

Está equipado con un cañón de 120 mm y puede disparar mientras se desplaza. Su velocidad máxima es de 70 km/h gracias a sus 1.500 caballos de potencia.

Según el fabricante, también está equipado con "protección pasiva integral" contra minas y lanzacohetes. Su tripulación de cuatro personas también se beneficia de herramientas tecnológicas para localizar y apuntar al enemigo a larga distancia.

Otra gran ventaja es que el Leopard está muy extendido en Europa, lo que facilita el acceso a municiones y piezas de repuesto y simplifica el mantenimiento, clave para este tipo de equipos.

Los cuatro últimos modelos siguen en uso. Es el caso del 2A4, del que Polonia propone entregar 14 a Kiev, y del 2A7, del que Alemania no quiere desprenderse porque prefiere conservarlo para asegurar su propia defensa.

Alemania, que según la prensa tendría un total de 312 Leopard 2, de los cuales un centenar en mantenimiento, entregará 14 ejemplares del modelo 2A6.

Este modelo está equipado con un cañón 1,32 metros más largo que las versiones anteriores y puede disparar munición más potente y con mayor precisión.

Este tanque, que se utilizó en Afganistán, también cuenta con protección reforzada contra minas.

Finlandia, que cuenta con más de 200 tanques modelo 2A4, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), también está dispuesta a proporcionar uno al ejército ucraniano.

Los Países Bajos también podrían entregar 18 tanques 2A4, declaró el primer ministro Mark Rutte al Frankfurter Allgemeine Zeitung.

España también está dispuesta a participar en el esfuerzo. Grecia, con 350 tanques, y Turquía, que los ha utilizado contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria, son los países que tienen más 2A4.

La mejor solución sería que los países dispuestos a contribuir enviaran sobre todo tanques 2A4, "por razones de formación y logística", lo que facilitaría, por ejemplo, el envío de piezas de recambio, explica el antiguo inspector del ejército, el general Bruno Kasdorf.

En Alemania, el grupo armamentístico Rheinmetall, que suministra el cañón y los sistemas electrónicos del tanque y posee varias docenas de modelos antiguos, ya dijo que podría entregar un total de 139 tanques Leopard tipo 1 y 2.

"No sé cuándo llegarán los primeros tanques alemanes, pero vamos a empezar a entrenarnos muy rápidamente y a aclarar muy pronto las rutas de suministro, y creo que los primeros tanques Leopard (2A6) podrán estar en Ucrania en unos tres meses", declaró el ministro de Defensa, Boris Pistorius.

Si Kiev pudiera recibir un centenar de tanques el efecto sería "significativo" en el campo de batalla contra los rusos, dijo el IISS.

Ucrania podría así "salvar sus infraestructuras energéticas y salvar a los ucranianos de los crímenes rusos", dijo el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba.

Un ejército equipado con Leopard 2, "puede romper las líneas enemigas y poner fin a un largo período de guerra de trincheras", confirma Armin Papperger, director de Rheinmetall. "Con el Leopard, los soldados pueden avanzar varias decenas de kilómetros a la vez".

mat/jvb-pc/mb/mas/gm

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.