Cables

Hansi Flick se enfrenta a su primera prueba de fuego en el banquillo de Alemania

escuchar audio Escuchar este artículo

La derrota contra Japón (2-1) enfrenta a Hansi Flick, seleccionador de Alemania, a su verdadera primera prueba de fuego con una Mannschaft que ha empezado mal su aventura en Catar.

Si Alemania pierde contra España el domingo, sus oportunidades de clasificar a octavos serán mínimas, incluso imposibles en función del resultado entre Japón y Costa Rica, que se jugará antes. Una humillación histórica, pues en 2018 el combinado alemán sufrió su única eliminación en fase de grupos hasta ahora, con una derrota contra Corea del Sur en la última jornada que provocó su salida en el Mundial de Rusia.

En su joven carrera de entrenador, Hansi Flick ya ha vivido situaciones complicadas. De hecho, es en una de estas circunstancias en las que su carrera dio un gran subidón, hace un poco más de tres años, en el Bayern de Múnich.

En el otoño de 2019, con el 'Rekordmeister' sufriendo en campeonato, acudió al rescate de los bávaros para sustituir al entrenador de la época Niko Kovac, al que Flick ayudaba como adjunto.

Con éxito hasta el final de la particular temporada de confinamiento, ganó todos los títulos posibles con el Bayern, con un triplete de Liga de Campeones, Bundesliga y Copa de Alemania.

Tres años más tarde se enfrenta a un desafío todavía más grande: en pocas horas y a lo máximo en pocos días, necesita sus mejores cualidades de discusión y escucha para convencer a sus jugadores, al borde del precipicio, de que quedan opciones.

Una derrota contra la brillante España de Luis Enrique el domingo en el estadio Al-Bayt en Al Kohr al noroeste de Doha, y será prácticamente seguro su regreso a casa a partir del 2 de diciembre, antes de los octavos de final, tal y como ocurrió hace cuatro años y medio en Rusia.

"No tenemos ningún cartucho en la reserva", explicó Hansi Flick, consciente de que el trabajo de su staff se anuncia difícil, para intentar hacer ver a su equipo que tiene la capacidad de "volver a poner las cosas en buena dirección".

Las parcelas a trabajar son numerosas, desde una defensa desmontada a un ataque ineficaz contra Japón.

"Se trata de valor y carácter. Cada uno debe jugar mejor y participar más en el juego. ¡Debemos mostrar carácter!", clamó el técnico, ahora centro de todas las miradas en su primera prueba de fuego tras un recorrido, hasta ahora, bastante tranquilo y sin problemas mayores.

Según Julian Brandt, presente ante la prensa el viernes, varias reuniones han tenido lugar en el campamento base de Al Ruwais, en la punta norte de Catar, donde Alemania se aloja a media hora por carretera del centro de Doha.

Por suerte, Hansi Flick es conocido por su talento en la persuasión y la escucha de sus jugadores, una de sus principales cualidades.

"Si algo no se le puede reprochar al entrenador es que no nos hable de forma clara o que no nos presione. No soy alguien que necesite que un entrenador me grite. Me basta un comentario crítico cuando es claro", explica Kai Havertz a propósito de Hansi Flick.

"Después de las reuniones que hemos tenido, todo el mundo es consciente de donde nos encontramos. Es absolutamente falso decir que es demasiado amable. La amabilidad es una cualidad. Me gusta la manera en la que nos hace llegar sus mensajes", apoya Havertz.

Eso no quita que las elecciones tácticas de Flick en el primer partido no hayan sido entendidas en Alemania. El jugador con más partidos con la Mannschaft (150 partidos), Lothar Matthäus, estimó que Flick se había equivocado.

"Hay algunas cosas que no entendí en la alineación contra Japón. Hansi Flick es un amigo, estoy al 100% con él. Y entre amigos, podemos ser honestos, debemos serlo: contra Japón se equivocó en su dirección", escribió Matthäus en una crónica en el diario alemán Bild.

sid-tba/ng/lsx/dam/psr

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.