Cables

Turquía dispuesta a hablar de la candidatura de Finlandia y Suecia a la OTAN

El gobierno turco se dijo el sábado abierto a discutir sobre la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN, pese a considerar que los dos países nórdicos son santuarios de "organizaciones terroristas" kurdas.

"La amplia mayoría del pueblo turco se opone a la adhesión de esos países, que apoyan al PKK [Partido de los Trabajadores del Kurdistán], una organización terrorista", dijo el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu.

"Pero se trata de temas que debemos evidentemente abordar con nuestros aliados en la OTAN y con esos países", agregó el ministro que vino a Berlín para participar en una reunión con sus pares de la alianza militar transatlántica y con los dos candidatos escandinavos.

La admisión de nuevos miembros a la OTAN tiene que ser aceptada por la totalidad de sus integrantes.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que quiere evitar "el mismo error cometido cuando se unió Grecia", un vecino con el que Turquía mantiene relaciones históricamente complicadas.

Erdogan acusó además a Finlandia y Suecia de servir de "albergue para terroristas del PKK", considerada como una "organización terrorista" tanto por Turquía como por Estados Unidos y la Unión Europea.

Finlandia y sobre todo Suecia han acogido desde principios de los años 1970 a una importante comunidad kurda, estimada en varias decenas de miles de personas.

Además, en los últimos años se produjeron varias disputas diplomáticas luego de que Suecia reconociera el genocidio armenio o a raíz de la situación de los derechos humanos en Turquía.

Para algunos analistas, Turquía busca negociar su aceptación de las candidaturas de Finlandia y Suecia por ciertas contrapartidas, como por ejemplo que Estados Unidos dé marcha atrás en su negativa a venderle aviones de combate F-35 de última generación.

hmn/lc/js/eg