Por: Andrés Mora.   21 octubre

Cuando Manfred Ugalde llegue a reponer las clases de este lunes, sin duda, será con un gusto inmenso, después de haber anotado triplete en la goleada (6-0) contra Limón.

Manfred se llevó la bola para la casa como uno de los dulces recuerdos del día. Foto: Rafael Pacheco

Ugalde estudia en el Centro de Entrenamiento Saprissa (CES) y está cursando el noveno año, según dicen los tibaseños marcha con buenas notas.

El club le ha dado la facilidad de horarios y también para que el jugador solicite la materia vista en clase, algo que después de este partidazo que se jaló cualquier compañero o profesor le facilitará con gusto.

“Cuando tenga tiempo (tiene que reponer), porque ya mañana viajamos (a Honduras), ahora a pedir la materia por WhatsApp, mis compañeros me ayudan mucho con eso”, comentó Ugalde.

Y es que el chamaco de 17 años de edad, sumó ocho goles en el torneo y además es el mejor anotador del Monstruo en este campeonato. Ya superó a Johan Venegas que llegó a siete también ante la Tromba del Caribe.

Según datos del periodista Luis Quirós, es el tercer partido en el que anota dos o más goles (dos dobletes y un triplete).

Y eso que Ugalde jaló y regresó a Europa, donde estuvo quince días haciendo una pasantía en los clubes de Benfica de Portugal y Udinese de Italia.

Manfred tendrá en su casa la bola del juego, como dice la tradición futbolística a nivel mundial para los que anotan tres goles en un mismo juego.

“Muy agradecido con Dios y los compañeros que dan el máximo. Gracias a la familia porque ellos me ayudan mucho, me dicen que que le siga poniendo que tenga los pies en la tierra, yo tengo hermanos pequeños y ellos me ayudan a dormirlos para poder tener el descanso”, comentó Manfred.