Deportes

¿A qué saliste Pineda? Fabricio Alemán aprovechó tortón para darle la victoria a Saprissa

Chamaco marcó su primer doblete como morado en el partido ante Sporting

Escuchar este artículo

¿A qué saliste Pineda? Esa es una pregunta que desde hace casi tres años muchos aficionados de Alajuelense todavía se hacen y que este domingo también rondó en la cabeza de los hinchas de Sporting FC.

Saprissa triunfó 2-1 en su casa ante un laborioso cuadro paveño, por un desdichado bomberazo de su portero, una jugada ingrata que tapa un poco el partidazo que se se estaba jugando hasta que metió las patas, o más bien, metió mal las manos.

En esta ocasión el beneficiario fue el joven Fabricio Alemán, la inesperada figura de los morados, que entró de cambio a la media hora de juego en lugar de Carlos Villegas, variante con la que se la jugó Jeaustin Campos para variar a un equipo que no empezó bien y no le gustaba.

Al igual que lo hacía Allan Alemán, tata de Fabri, en sus tiempos de jugador, el chamaco con la misma pinta y hasta pichel, entró a revolucionar la mejenga con picardía para rescatar al Monstruo.

Porque la “S”, con una alineación muy mermada, sin sus seleccionados, sin Mariano Torres, a quien le dieron descanso por una molestia muscular, y sin Youstin Salas, por sanción, le costó mucho el inicio.

Rándall Azofeifa les rompió el marco con un pepino que clavó al ángulo en el marco sur, un potente tiro que ni siquiera vio pasar el meta Kevin Chamorro a los nueve minutos. Con el sello de la casa.

En la banca, Campos no descansaba por los colerones, por eso perdió la paciencia rápido y a la media hora movió sus fichas y envió al chamaco Alemán, mucho antes de lo que acostumbra.

Más de uno quedó bateado con el movimiento, era más lógico que sacara a Andy Reyes de un nivel ralito y que un par de minutos antes de comió una solo frente al marco, muy parecida a la que clavó Azo, pero con definiciones abismalmente distintas, pues el morado la tiró a la gradería.

Es muy curioso que Fabricio, siendo igual de bajito que el tata, hiciera su doblete de cabeza. La igualada la puso a los 44 minutos, con un jupazo luego de un tiro libre que cobró al área Marvin Angulo, justo a la cabeza del chamaco en el segundo palo.

Para el segundo tiempo, Pineda lucía protagonista, se jaló tres tapadones, uno en la pura línea a Luis Paradela, que desde hace seis mejengas se le secó la pólvora y no hay cómo anote.

Lamentablemente, lo ingrato de los porteros es que no pueden equivocarse y al 61′ se dio el tiro de esquina en el que pegó el bomberazo, salió muy mal, igual que en aquella final ante Herediano cuando jugaba con Alajuelense, en el año del centenario manudo, el que a la postre le costó el título al León.

En esta ocasión es un error que casi que cuesta una clasificación, pues los josefinos quedaron a seis puntos de Alajuelense en el grupo A y sus opciones son muy complicadas. Tienen que ganar los dos partidos y que la Liga pierda ambos.

La torta embarró tanto, que hasta mantiene vivo a Saprissa en sus aspiraciones de conseguir el liderato general, quedó a cuatro puntos del Herediano en la tabla general, con seis por jugarse.

Pineda salvó un cabezazo de Ariel Rodríguez, otro tiro fuera del área de Angulo, hizo un gran partido ante un rival que le metió 19 tiros a marco, diez de ellos directos, pero en la retina quedará su bomberazo.

Saprissa ya está en semis, pulsea la cima general y pareciera que ya tiene prácticamente sembrado el duelo contra Alajuelense en semifinales. Está bonito el campeonato.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.