Sergio Alvarado.29 julio
Aarón Cruz ganó su primer premio como el mejor arquero de Costa Rica. Foto: Unafut.
Aarón Cruz ganó su primer premio como el mejor arquero de Costa Rica. Foto: Unafut.

Durante mucho tiempo el marco del Saprissa se convirtió en una brasa para cualquier portero que intentara conseguirlo, pero la perseverancia de Aarón Cruz dio frutos y logró consolidarse en un puesto que quemó a más de uno.

Para Cruz no fue comida de trompudo, ya que tuvo que pasar ratos difíciles, pero los golpes lo hicieron más fuerte, al punto que destacó en el Clausura 2020, en el que fue campeón y se llevó el premio al mejor meta del campeonato.

La votación realizada entre periodistas, aficionados y un panel de expertos seleccionado por parte de la Unafut le dio al arquero oriundo de San Carlos el primer premio individual de su carrera.

“Me siento muy contento con la premiación, es algo que lo motiva a uno, pero soy de los que siempre pongo por delante al grupo, porque creo que la clave para ganarlo fue el buen trabajo en equipo, eso da el respaldo para hacer bien las cosas”, dijo.

En las declaraciones brindadas al departamento de prensa del Saprissa, Cruz contó cómo se prepara para volver con todo en el Apertura 2020 y mantener ese buen rendimiento.

En el torneo pasado, Cruz fue de hecho el jugador morado con más minutos, con un total de 2.070 en 23 partidos, lo que demuestra que se ganó la confianza de Wálter Centeno.

El Clausura 2020 fue, además,el torneo en el que el meta ha tenido más participación con los morados desde que llegó al club en el Verano 2017, por lo que parece que finalmente se logró consolidar.

“Es una gran responsabilidad cubrir este marco, desde que llegué al club así lo dije y toca ir partido a partido. Hay que cuidarse mucho en lo personal y lograr un buen entrenamiento lo que te lleve a tener un buen rendimiento” detalló el portero de los tibaseños.