Sergio Alvarado.11 febrero
Alajuelense y Saprissa se podrían ver mucho más de lo planeado los próximos meses. Fotografia: John Durán
Alajuelense y Saprissa se podrían ver mucho más de lo planeado los próximos meses. Fotografia: John Durán

Si Alajuelense y Saprissa sacan sus duelos de octavos de final de la Liga de Campeones de Concacaf, el fútbol nacional se asegurará un semifinalista por primera vez en seis años.

Para que tomen nota, si los manudos eliminan al Atlanta United y los morados al Philadelphia Union en octavos de final --del 6 al 21 de abril-- se enfrentarán en cuartos ya que así están sembradas las llaves.

Este panorama provocaría tres duelos muy seguidos entre los archirrivales del balompié criollo porque para la fecha que se realizaría esta serie, estaría cerca el clásico del Clausura 2020.

Los cuartos de final se jugarán del 27 de abril al 6 de mayo, mientras que el clásico que resta por el torneo local, que se jugará en el Ricardo Saprissa por la jornada 18, está agendado para el 18 abril.

Con tres clásicos en 22 días, a un ritmo de uno por semana, superaría incluso lo ocurrido a inicios de febrero cuando erizos y tibaseños se vieron las caras dos veces en una semana por dos torneos diferentes.

El miércoles 3 de febrero se disputó la final de la Liga Concacaf, mientras que el domingo 7 del mismo el duelo por el campeonato nacional. Ambos clásicos los ganó Alajuelense con marcadores de 3-2 y 3-1 respectivamente.

Poco ritmo

Como ha sido costumbre, los equipo de la MLS enfrentarán primero sus obligaciones en Concacaf antes que el arranque de su propia liga, que estaría iniciando hasta el 18 de abril.

Los cuadros norteamericanos llegarán con poco ritmo de competencia para enfrentarse a los ticos, sin embargo, los cuadros nacionales no le han sacado provecho a este detalle a pesar de estar en plena competencia para ese momento.

En el 2019 el Atlanta United eliminó al Herediano, en el 2020 el Montreal Impact se sonó al Saprissa y el New York City hizo lo mismo con San Carlos.

La página de Concacaf destaca que este tipo de detalles pesan cada vez menos para los gringos por la preparación que realizan en su pretemporada.

Semis: un lejano recuerdo

La última vez que dos equipos ticos llegaron a las semifinales de la Liga de Campeones fue en la edición del 2015 cuando los manudos y el Herediano palpitaban una final tica.

Esa vez los rojinegros quedaron fuera ante el Montreal Impact con un global de 4-4, los canadienses clasificaron gracias a la regla del gol de visita, mientras que a los florenses los garroteó el América.

El Team se sintió en la final al ganar 3-0 el duelo de ida, pero en la vuelta los azulcremas golearon 6-0.

Por su parte, la última vez que el Monstruo llegó a unas semifinales del máximo torneo de Concacaf fue en el 2010 cuando quedó fuera en esa ronda ante el Real Salt Lake con global de 3-2.

Casualmente las Águilas son el único equipo mexicano que está del lado de la llave de los ticos y si de favoritismos se trata, es el que suena para llegar a semifinales.

América se enfrentará al Olimpia en los octavos y en los cuartos se cruzaría al ganador entre el Portland Timbers de la MLS y el Marathon de Honduras.