Eduardo Vega.23 agosto

En la segunda fecha del Torneo de Apertura 2020 el Municipal Grecia logró su primera victoria al vencer 3-1 a un Pérez Zeledón al que le sobró empuje, pero le faltó gol.

Fue un partido muy amarrado, con pocas emociones bajo los tres palos y con una invitada especial, la neblina, que se plantó en el Allen Riggioni a falta de 15 minutos para el final del partido y que le permitió al generaleño Dennis Castillo anotar el 2-1, el cual le fue insuficiente a su equipo para al menos rescatar un puntico, porque minutos después el rival sentenció con el 3-1.

Grecia logró anotar dos goles en el primer tiempo del partido. Cortesía.
Grecia logró anotar dos goles en el primer tiempo del partido. Cortesía.
Goles griegos

Los griegos terminaron ganando 2-0 el primer tiempo porque tuvo la capacidad anotar cuando los guerreros cometieron sus peores errores. No fueron los griegos los que dominaron la pecosa o el ritmo del partido, pero hicieron los goles y con esos se ganan los partidos.

Los Guerreros del Sur jugaron sin complejos y presionaron duro al rival, incluso fabricaron al menos tres jugadas claras de anotación; sin embargo, la falta dirección y el portero Kevin Ruiz, en una ocasión, impidieron la celebración sureña.

La lluvia que caía, poca pero constante, no ayudó al partido porque suavizó la cancha y puso la redonda muy rápida, algo que los dos equipos resintieron. No fue un tiempo de grandes ideas en el medio campo, mas bien fue de ideas enredadas y apuestas al contragolpe.

Cuando más empujaba Pérez por empatar 2-2, llegó el definitivo 3-1 a favor de los griegos. Cortesía.
Cuando más empujaba Pérez por empatar 2-2, llegó el definitivo 3-1 a favor de los griegos. Cortesía.

A los 18 minutos llegó el 1-0. Fue un gol sencillo: Anthony López se adueñó de la bola, ligeramente recostado a la derecha del área grande generaleña y desde unos 18 metros se animó con un patadón que terminó con la redonda en las redes y con el portero Bryan Morales sin poder hacer nada.

A partir de ahí Pérez se fue con todo por el gol, fabricó al menos tres jugadas picantes, pero las llegadas no tuvieron pegada. Los guerreros nunca terminaron de entender qué debían de hacer en los últimos 15 metros del terreno del rival, los importantes porque es donde se anotan los goles.

Grecia aprovechó un contragolpe, a los 44 minutos y en una jugada en el área generaleña, Harry Rojas fue derribado por Jhamir Ordain y el árbitro central William Mattus pitó penal.

El propio Rojas cobró el penal y el portero Morales lo detuvo; sin embargo, el rebote le quedó palmito a Harry, quien ya no perdonó y vacunó solito porque la defensa generaleña reaccionó muy tarde. Así finalizó el primer capítulo, con el 2-0 en la pizarra.

Grecia, en la segunda fecha, prueba las mieles del triunfo, los generaleños todavía no. Cortesía.
Grecia, en la segunda fecha, prueba las mieles del triunfo, los generaleños todavía no. Cortesía.
Abrumados

Además del exceso de piernas en las áreas, a los 75 minutos apareció la bruma en el estadio y se complicó la visibilidad. El árbitro, Mattus, nunca consideró que se debía detener el juego. En medio de esa bruma Pérez apretó bonito y así anotó Castillo y pese a que mereció mejor suerte cuando más apretaba, un contragolpe de Grecia liquidó la mejenga.

José Rodolfo Alfaro se adueñó del balón en la entrada del área grande, ingresó a la zona de más peligro, dejó dos marcas y fusiló al portero de Pérez para el definitivo 3-1, a los 93 minutos. Los generaleños no conocen la victoria en el torneo.