Diario El Clarín.26 junio
Una abuelita más que ejemplar. Foto: Prevention
Una abuelita más que ejemplar. Foto: Prevention

Hace dos años, a la edad de 101 años, Julia Hawkins impuso una marca cuando corrió los 100 metros planos y terminó con un tiempo de 39,62 segundos. En ese momento se ganó que la apodaran Huracán.

Pero esta semana, a los 103 años, Hawkins regresó a la pista. Ahora lo hizo para completar las carreras de los 50 y 100 metros planos en los Juegos Nacionales de Veteranos en Albuquerque.

100 años tenía la señora cuando empezó a correr

Se cree que es la mujer de mayor edad que compite formalmente en una pista estadounidense, de acuerdo con la organización, que es anfitriona del evento inspirado en las Olimpiadas para atletas de más de 50 años.

Hay que admitir que hay poca competencia en el grupo de las personas de 100 años y Hawkins casi siempre compitió contra sí misma. Culminó la carrera de los 100 metros planos aproximadamente seis segundos más tarde que su propia marca, pero de cualquier modo se sintió satisfecha con el resultado.

“Los atardeceres, amaneceres, los arcoíris, las aves hermosas, la música y los comentarios amables que te hace la gente. Todos esos momentos son mágicos y son gratuitos para todo el mundo. Asegúrate de tener los ojos abiertos para ellos”, la Huracán

“Soy dos años más vieja, ¿recuerdan?”, indicó.

Hawkins comenzó a correr a una edad avanzada y se convirtió en una de sus muchas pasiones. Vive en Baton Rouge, Luisiana, donde sale a caminar a diario y cuida de los árboles de su terreno.

Tiene cuatro hijos, tres nietos y un bisnieto. Estuvo casada durante setenta años con su difunto esposo, Murray, después de celebrar su boda vía telefónica en la Segunda Guerra Mundial.

Hawkins tiene en la calle escritas las distancias que le gusta correr. Foto: Infobae
Hawkins tiene en la calle escritas las distancias que le gusta correr. Foto: Infobae

Cuando The New York Times solicitó una entrevista la mañana del 19 de junio, estaba tomando un descanso de las carreras para pasar el día en un jardín botánico. (Las flores son otra de sus pasiones).

La contactamos más tarde, antes de una celebración con sus compañeros atletas veteranos y antes de que se alistara para volar de regreso a su hogar en Luisiana, el 20 de junio.

Nuestra conversación fue editada por motivos de extensión y claridad.

-Si no es indiscreción, ¿cuál es su fecha de nacimiento?

-10 de febrero de 1916.

-Tengo entendido que comenzó a correr cuando ya era muy mayor...

-A los 100 años, pero siempre participé en ciclismo en las Olimpiadas para Veteranos. Luego me hice demasiado vieja para pedalear por las colinas, usar equipo y otras cosas, así que comencé a correr a los 100 años. La primera vez que fui a echar un vistazo y a intentarlo, fue en la carrera de los 50 metros llanos. Fue divertido y me enamoré de correr.

¡Una campeona!. Foto: El Clarín
¡Una campeona!. Foto: El Clarín

-¿Puede hablar un poco acerca de su plan de entrenamiento?

-De vez en cuando corro en la calle cerca de mi casa, no muy a menudo. Como estoy envejeciendo, siento que no me quedan muchos 100 metros planos y no quiero desperdiciarlos practicando. ¿Puedes imaginarlo? Tengo marcas en la calle que me indican dónde están los 50 y los 100 metros y con eso me guío, pero no practico mucho.

-¿Cómo fue que la apodaron Huracán?

-Bueno, a alguien se le ocurrió. En Luisiana hablamos mucho de huracanes y el hecho de que provoquen tantos daños hace que no me guste demasiado ese nombre, pero es parte de nuestra vida cotidiana y creo que si ellos piensan que es lindo, entonces me parece bien. Sin embargo, soy una persona a la que le encantan las flores y por lo general traigo una en el cabello, incluso cuando corro. Me gustaría más que me llamaran la señora de las flores que la señora Huracán.

-¿Tiene algún secreto para la longevidad y para mantenerse en forma?

-Para estar en forma solo hay que mantenerse activo. Procurar tener un peso bajo y ejercitarse. Tener muchas pasiones y cosas que te interesen. Mantente interesado en muchas cosas para que estés ocupado y tengas la mente ocupada.

-En retrospectiva, ¿qué es lo que más le enorgullece de su vida?

-Lo que más me enorgullece son mis hijos y mi esposo. Fueron lo más maravilloso de mi vida… y los nietos y el bisnieto. Son cosas que nada puede superar. Esto otro (las carreras) es solo la cereza del pastel.

-Si tienes la posibilidad, mantente en forma. Ten muchas cosas que te apasionen y busca los momentos mágicos. Eso es algo que he hecho a lo largo de mi vida, pensar en los momentos mágicos que te suceden, como los atardeceres, amaneceres, los arcoíris, las aves hermosas, la música y los comentarios amables que te hace la gente. Todos esos momentos son mágicos y son gratuitos para todo el mundo. Asegúrate de tener los ojos abiertos para ellos.