Yenci Aguilar Arroyo.28 enero
Las chicas entrenan en el estadio Chorotega. Cortesía.
Las chicas entrenan en el estadio Chorotega. Cortesía.

Un grupo de padres de familia se puso las pilas en agosto del 2019 y a punta de rifas y ventas de pan, logró conformar un equipo de fútbol, para hacer realidad el deseo de sus hijas.

Las chicas, vecinas de Nicoya, Guanacaste, eran integrantes del equipo que participó en la edición de los Juegos Nacionales de ese año. Pero la salida del entrenador, debido a un problema de salud, puso en riesgo la continuidad del equipo.

Los tatas siguieron trabajando y conformaron una junta directiva y buscaron un entrenador, para que les ayudara con el proyecto.

Francisca Sánchez, presidenta del equipo, aseguró que con mucho trabajo fueron comprando bolas, los uniformes y los implementos para entrenar, como chalecos y conos. El club se llamó en sus inicios Nicoya Fem Positive Vibes.

“El entrenador Johnny Chaves decidió ayudarnos. La base del equipo era una sub-17 y conforme avanzábamos en el proyecto, se nos acercaron chicas de otras zonas de la provincia y de distintas edades.

“Con esto analizamos la posibilidad de hacer divisiones menores. Ya en diciembre teníamos unas 40 chicas inscritas, íbamos avanzando, se entrenaba varios días a la semana, pero la pandemia nos obligó a parar”, dijo Sánchez.

En noviembre del año pasado hubo una luz para las jugadoras y sus familias, pues la Asociación Deportiva Guanacasteca se les acercó para hacer una fusión y apoyarlos en el proyecto, creando así el equipo ADG Nicoya Fem, el cual está a la espera de que se pueda inscribir para participar en la Liga de Ascenso.

Génesis juega desde los 9 años y es mediocampista. Cortesía.
Génesis juega desde los 9 años y es mediocampista. Cortesía.
Con la ilusión al tope

Sánchez contó cómo fue el acercamiento con la ADG.

“Johnny me llamó y me dijo que nos estaban buscando, conversamos con don Jorge Caamaño (gerente de Guanacasteca), le contamos lo que estamos haciendo y le pregunté que cómo nos podían ayudar, porque no le miento, necesitamos apoyo si queremos hacer cosas grandes”, destacó.

La dirigencia de Guanacasteca les ofreció patrocinio, el uso de las instalaciones del estadio Chorotega, implementos deportivos y respaldo del club para las inscripciones en diferentes torneos.

“Nosotros debemos aportar el componente humano, ellos quieren un equipo élite y comenzar la formación desde los 6 años”, añadió.

A la cancha

El 14 de noviembre anterior, las chicas entrenaron por primera vez en el Chorotega.

“El equipo elaboró todo un protocolo. El entrenamiento fue a las 3 de la tarde y ese día, a pesar de la lluvia, las chicas trabajaron con todas las ganas. Fue muy emocionante volvernos a ver”, manifestó la presidenta.

Una de las chicas que entrena con el equipo es Génesis Ramírez, de 17 años. Su pasión comenzó a los 9.

“Empecé como lateral izquierda y desde hace 2 años juego como mediocampista, una posición que me gusta más, porque en el medio campo se puede hacer trabajo defensivo y ofensivo”, dijo.

Génesis espera que ADG Nicoya Fem logre un precedente en la provincia.

“Espero que esto sea un paso para que el fútbol femenino avance en Guanacaste. Es importante que el fútbol siga creciendo en el país, para cumplir los deseos de muchas chicas como yo”, expresó la jovencita.