Andrés Mora.17 octubre

Por primera vez en mucho rato la afición, jugadores y cuerpo técnico del Saprissa están alineados en una misma idea: ganar sea como sea.

A los morados les llovió metralla en Cartago pero aguantaron como los grandes. Foto: Rafael Pacheco
A los morados les llovió metralla en Cartago pero aguantaron como los grandes. Foto: Rafael Pacheco

El miércoles por la noche en el José Rafael “Fello” Meza, el Monstruo volvió a ganar después de cuatro juegos viéndola fea, para lograrlo sacrificó la idea original de Wálter Centeno que es puro tiki taca, y si tenían que reventar el balón lo hacían con tal de ganar.

Incluso, al final la "S" se tiró para atrás para que no les empataran o algo peor.

“Teníamos que ganar este partido sí o sí, como fuera,”, Alexander Robinson.

“En este momento el primer objetivo es clasificar, el partido tuvo mucha dinámica, me parece que estuvo de ida y vuelta, espero que poco a poco se gane jugando bien”, dijo el aficionado morado Eduardo Sánchez.

Este moradazo comparte criterio con Carlos González López, otro aficionado que indicó que Sapri cambió el esquema.

“Me pareció que Saprissa jugó diferente a lo que venía jugando, con la variante de que tenía jugadores de peso como (Johan) Venegas y (Rándall) Leal que le ayudaron bastante en el ataque".

“Siento que hay mucho que mejorar para las semifinales porque en el segundo tiempo se sufrió mucho contra un equipo limitado como Cartago, que lo que hacía era tirar bolas directas a la defensa que se notaba muy mal”; aseguró Carlos.

Quien sabe cuantas pizarras ha gastado Paté con tanto enredo. Foto: Rafael Pacheco
Quien sabe cuantas pizarras ha gastado Paté con tanto enredo. Foto: Rafael Pacheco

Para la afición morada era urgente la victoria, para no poner en riesgo el pase a la siguiente ronda, por lo que justifican el cambio de Wálter Centeno.

“Estamos conscientes de que todos los cambios fueron defensivos, pero pudimos sostener esos pelotazos frontales del Cartaginés y había que hacerlo. Después del gol subieron el estado anímico y había que contrarrestar con defensa”, comentó Centeno, quien pocas veces se defiende de esta manera.

“A lo interno sabíamos que teníamos que sacar este partido ganando sí o sí, como fuera, quizás tuvimos que dejar de hacer lo que principalmente nos caracteriza, pero es parte del juego porque necesitábamos ganar”, dijo el defensor Alexánder Robinson.

Johan Venegas también justificó el planteamiento defensivo del Sapri ante Cartaginés.

“Por la premura que tenía el rival de buscar el marcador jugaba directo. Sabíamos que teníamos que tener un bloque compacto atrás. El profesor tuvo buena lectura con los cambios, la cosa era ganar el partido y ya luego tratar de ganar a como fuera”, dijo el Cachetón.