Sergio Alvarado.28 octubre, 2019

Hace mes y medio el club Millonarios de Colombia, que dirige el cafetero Jorge Luis Pinto, marchaba entre los primeros puestos de la Liga Águila, pero desde entonces el equipo se vino a pique sin razón aparente.

El Millonarios es el equipo del costarricense José Guillermo Ortiz Fotografía: Facebook de Millonarios
El Millonarios es el equipo del costarricense José Guillermo Ortiz Fotografía: Facebook de Millonarios

El cuadro embajador, como se le conoce y en el que juega el costarricense José Guillermo Ortiz ganó uno de sus últimos 18 puntos en disputa y actualmente ocupa el décimo puesto del torneo con 27 puntos, a ocho del puntero, Atlético Nacional.

Este lunes el diario El Tiempo de Colombia publicó una nota con declaraciones anónimas de los jugadores del plantel azul donde denuncian maltratos por parte del entrenador que llegó al plantel a inicios del 2019.

Las quejas son actitudes por las que ya ha sido señalado el técnico en otras ocasiones. Se dice que pasa encima de los jugadores, que quiere manejar absolutamente todos los detalles dentro del equipo y que se queja por los mínimos detalles.

De la misma manera que los jugadores de la selección de Costa Rica se quejaron luego de finalizar su participación en Brasil 2014, los embajadores afirman que están hartos que Pinto se meta las narices en todo. Estas son las quejas que fueron publicadas por El Tiempo.

"El problema de Pinto es que en todo se mete, que de todo sabe y por eso pelea con todo el mundo. A todo el mundo le dice que lo que están haciendo está mal hecho y que el trabajo deben hacerlo como él dice. Los médicos han estado muy incómodos, no los deja trabajar”.

No es una persona fácil porque quiere manejar absolutamente todo: el trabajo del preparador físico, del fisioterapeuta, del kinesiólogo, de todo el personal de apoyo, sobre todo de los médicos”.

“Hace como dos meses, uno de los jugadores llegó mal, llegó tomado, al entrenamiento. No recuerdo la fecha exacta porque eso fue un día normal, de entre semana. No se estaba preparando ningún partido. Eso, pues, le cayó muy mal al profe, con toda la razón, y a los compañeros. Por eso, el profe puso más controles y restricciones, y ordenó hacer exámenes de sangre sorpresa a todo el plantel”.

“El cansancio de muchos viene por cosas como los regaños que él (Pinto) da en los descansos durante los partidos; regaños muy fuertes, muy violentos, muy duros. A su manera, con su forma de ser, el profe dice cosas y palabras muy fuertes".

“El profe comenta los errores en público de manera muy fuerte, y a veces se le salen algunos malos términos delante de todos los demás. Esas ‘bajadas de caña’ (regañadas) delante de todos cayeron mal. Algunos esperaban que los llamara y les hablara en privado”.

"Voy a decirle cosas puntuales para que vea cómo es Pinto: cambia los procesos de recuperación programados por el fisioterapeuta, unas veces los adelantaba y otras los retrasaba, porque son cómo él dice; los menús de la comida los cambiaba casi siempre, que porque tenían más o menos calorías de las que él decía… ¡Hasta con el conductor del bus peleó, y delante de todos, porque montó a jugadores de la sub-20 que salían de los entrenamientos al mismo tiempo con el equipo principal!”.

Otra vez vamos con el mismo cuento, las mismas mentiras de siempre", Jorge Luis Pinto.
Se defiende
El Millonarios es el equipo del costarricense José Guillermo Ortiz Fotografía: Facebook de Millonarios Fotografia: John Durán
El Millonarios es el equipo del costarricense José Guillermo Ortiz Fotografía: Facebook de Millonarios Fotografia: John Durán

Ante las acusaciones, el Tiempo consultó a Pinto y el entrenador fue enfático en que no hará caso ni dará crédito a acusaciones anónimas para alimentar el morbo.

"Si no me dice los nombres de los jugadores con los que habló, significa que todo eso es mentira. Otra vez vamos con el mismo cuento, las mismas mentiras de siempre y toda esa parafernalia”, indicó el cafetero.

Pinto rechazó categóricamente que sus métodos hayan sido los que se llevaron el equipo al suelo y lo dejaron fuera de la siguiente fase.

“Conozco desde hace años lo que inventan cuando uno pierde, pero eso es lo que vende, qué puedo hacer. Por fortuna, ya los jugadores explicaron todo en las ruedas de prensa. En eso no me voy a meter. Pregunten de fútbol, no de chismes de cocina.

Felizmente, la prensa y los directivos están en contacto diario con los jugadores para que tengan el conocimiento de todo lo que sucede. Puedo ponerlo a usted delante de todo el grupo de jugadores, y todo el grupo lo hará quedar como un mentiroso”, aseguró.

Pinto también negó tener problemas con los médicos, con quienes dice tiene una buena relación y menos que se agarrara con el chófer del bus. “Jamás, tuve una pelea con el chofer del bus: decir eso ya es maldad”.

Sobre el episodio de los controles de sangre sorpresa por la llegada de un jugador borracho a una práctica también se defendió.

“Esos exámenes yo no los autorizo. Es una orden del club. Esos exámenes los hacían desde el año pasado. Eso es una mentira grande. Ese día yo ni siquiera estaba en Bogotá. Estábamos (en partido) de visitantes”, agregó que no se enfadó el día que ocurrió el incidente.

Polémico
Después de llegar de Brasil 2014 diversos jugadores de la selección de Costa Rica acusaron a Pinto de malos tratos en el Mundial de Brasil 2014, situación que causó divisiones a nivel interno. El timonel incluso estará en Costa Rica el próximo año como testigo en un juicio contra el exdirectivo Adrián Gutiérrez, quien señaló a los jugadores Bryan Ruiz, Keylor Navas y Celso Borges de amenazar con medidas de presión si el cafetero continuaba con la Tricolor, razón por la cual los futbolistas demandaron a Gutiérrez.