Deportes

Alajuelense amarró la clasificación con paseíto tranquilo a Jicaral

León consiguió gran victoria en la península

El León y un pequeño grupo de fiebres rojinegros se pegaron un paseito en Jicaral.

Alajuelense venció caminando 3-0 al Huracán de la península y la fiel afición, que tenía 20 meses de no ver a su querida Liga desde la gradería, hizo el viaje hasta allá para ver en vivo la goleada.

En el estadio de la Asociación Cívica Jicaraleña entraron poco más de 250 personas, aunque repartidas entre ambas aficiones.

La tandeada le sirvió a los manudos para amarrar la clasificación a las semifinales, pues aventaja por siete puntos al Cartaginés, con apenas seis en juego.

Lo que hicieron los erizos este domingo respladan las palabras del cuerpo técnico de los últimos días, que aseguró que las semanas de parón serían bien aprovechadas para afinar al equipo de cara a los balazos que se les vienen.

Los manudos llegaron a la península, finalmente, con equipo completo, con todas sus figuras y se comportaron como su afición espera, dominando de principio a fin las acciones ante un rival que no le podía competir.

Sin desmerecer los esfuerzos de Jicaral, que en su casa salió a buscar puntos que lo saquen del sótano del torneo, la Liga está a otro nivel y por eso salió a arrollar, a comerse al rival, a dar un golpe en la mesa.

Desde los primeros minutos el León demostró su hambre. Apenas a los tres Marcel Hernández pegó un bombazo de zurda que mostró en qué plan llegaron hasta allá.

La Liga entraba y se metía por todas partes desde los primeros minutos, bajo los compases de Aarón Suárez y Alonso Martínez que volvían loco al rival por las bandas y por el centro del área.

Marcel no paraba de intentarlo y Yurguin Román se sumó a la artillería cuando mandó un tiro libre que rozó el horizontal. Apenas habían pasado 20 minutos y el local no veía la luz.

Eso sí, Jicaral pudo abrir el marcador primero cuando Kenny Cunningham entró al área y Leonel Moreira --que no para de jalarse tortas-- lo derribó, pero el árbitro David Gómez, que estaba al frente de la jugada, no pitó el clarísimo penal.

Esa jugada bajoneó a los locales y vispó a la visita, porque despuecito cayó el primero.

Al 32, Marcel pivoteó y encontró a Alonso Martínez por la derecha, el chireño la puso al centro, donde apareció Aarón, quien con frialdad y calidad definió con un toquecito al lado de Miguel Ajú.

El gol era una recompensa al trabajo y la presión desempeñada de la Liga.

Los manudos se irían al descanso con otro pepino adentro, ya que Marcel se jaló un golazo al 43.

Cuba cobró un tiro libre desde el sector izquierdo y la clavó en un ángulo para conseguir su noveno tanto y ubicarse como el goleador en solitario del certamen.

No aflojó

Ni siquiera el fortísimo sol bajó la intensidad del juego manudo, que para el inicio del segundo tiempo siguió y siguió apretando hasta que consiguió el gol con el que liquidó la mejenga.

Aarón tiró una bola a profundidad desde antitos de media cancha y encontró a Martínez, quien se la llevó por derecha, entró y definió fácil. Gol que mató todo a los 49 minutos, a partir de ahí la mejenga se volvió casi que un colectivo para los manudos.

Al partido le sobró más de media hora y si no hubiera sido por Ajú, el marcador habría sido de escándalo.

Aunque no todo fue el portero, pues la Liga también falló algunas opciones claras, como la que se comió Gabriel Torres al minuto 87, con un remate que no acomodó como debía ser.

Los leones terminaron con 21 remates a marco y solo concretaron tres... ya tienen otro aspecto que mejorar.

Jicaral se despidió del partido con un poste que pegó Chevon Marsh y pare de contar.

La mejenga estaba tan resuelta que el árbitro no quiso dar ni un segundo de reposición y a los 90 minutos pitó el final, ¿pa’ qué más?

La ida a Jicaral fue para los manudos como un paseo, un ‘ride’ para romper la rutina, tanto para jugadores como aficionados, que ahora esperan impacientes a que llegue el miércoles a las 8 p. m. para ver a los suyos contra Guadalupe, ahora desde casa, desde la Catedral.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.