Deportes

Alajuelense cocina triunfo con sabor a baleada

Los hondureños Róger Rojas, Alex López y Henry Figueroa le dieron la victoria a los manudos

La Liga sumó tres puntos con el sabor a la baleada, el famoso platillo hondureño porque los tres goles de la victoria ante Guadalupe los anotaron los catrachos Róger Rojas, Alex López y Henry Figueroa.

Hay que ser sinceros, ese gane fue sufrido porque los manudos todavía no llegan al punto de cocción que quiere su afición y el técnico Hernán Torres.

De hecho, la cara del colombiano al final del primer tiempo fue clara. No sabía qué hacer para que Alajuelense convenciera con su juego, tuviera tranquilidad y le hiciera honor al equipo histórico que es.

El rostro demostraba incertidumbre y hasta desazón con un equipo que aún no cocina como los grandes chefs y por ratos parece que se le va a quemar el arroz.

En esa primera parte hubo mala marca de la defensa que provocó, incluso, reclamos entre José Miguel Cubero y Porfirio López, muchas faltas y un Ro-Ro en delantera al que no le llegaban bolas, ni compañeros que le ayudaran a romper la red rival.

Este domingo los rojinegros tuvieron al frente a un Guadalupe, club que sabe tocar la bola, que anticipa y que llega con peligro al área de Patrick Pemberton, eso sí, le tocó sufrir porque cuando dominaba, cayó el primer pepino manudo.

Fue al minuto 12 cuando hubo un pase largo al área guadalupana, ahí intentó desviar un defensor josefino, sin embargo, Marco Ureña ganó la pecosa y filtró a Rojas.

Ro-Ro llevaba varias fechas peleado con gol, pero esta vez no falló. Aguantó, esperó la salida del portero Luis Torres y remató arriba, con la pierna derecha, para el 1-0.

Ese tanto no solo fue un respiro para la sufrida afición manuda que este domingo llenó el Colleya Fonseca, sino para el hondureño, quien en las últimas fechas había mostrado mucha presión y desesperación, al punto que Torres le dijo, antes del gol, que estuviera tranquilo.

Tras el tanto, el equipo de Geiner Segura se aprovechó de la mala marca rojinegra, a la que le anticipaban fácil y terminaba cometiendo muchas faltas, lo que hizo que el juego se llenara de amarillas.

Guadalupe lo intentó al minuto 26 con Andrey Mora, quien quedó frente a Pemberton, no obstante, el manudo salió a tiempo.

El dominio era local y al minuto 31 hubo una polémica en un saque de banda por la izquierda, la bola le quedó a Arturo Campos, que bajó con el pecho y cuando se alistaba a rematar, Porfirio López lo desestabilizó al echarle el cuerpo.

Llegaron los reclamos de Guadalupe pidiendo el penal, aunque el árbitro Adrián Chinchilla no pitó nada, mientras que Cubero y López se decían de todo por la desatención en la marca.

Si de esa se lamentaron los locales, más lo harían con la de Jean Scott al 36′, después de un pase largo desde el área contraria, Cubero no pudo cabecear para desviar la pecosa, mientras Pemberton salió a despejar y dejó el marco vacío.

La bola picó y cuando parecía que ingresaba, pasó pegada al palo izquierdo para suerte rojinegra.

Como los erizos jugaban por ratos, tendrían una opción antes del final de ese primer tiempo cuando Ureña le sirvió a Ro-Ro, el catracho remató y Luis Torres le desvió, Rojas recuperó de cabeza y el de Palmichal de Acosta le dio como venía, ante un Torres que se dejó el balón.

Goleada

En la segunda parte la cosa no cambió en los primeros minutos, Scott volvió a tener el empate, pero Porfirio desvió al tiro de esquina, casi en la línea de gol, en otra jugada donde la defensa alajuelense se vio mal.

La Liga lo intentó en un pase de Ureña a Ariel Lassiter, sin embargo, el delantero se confió, le dio suave a la pecosa y a ras de suelo y Torres se la dejó sin problema.

A partir de ahí el juego se pintó de rojo y negro cuando el técnico sacó a Lassiter por Freddy Álvarez, al 63′, mientras que Guadalupe se cayó.

El 2-0 fue al 69′ en un jugadón por la banda izquierda de Álvarez, que envió un centro a ras y Alex López recibió solo, frente al marco, para tocar de derecha.

No hubo que esperar mucho para el tercero, obra de Henry Figueroa al 78′ después de un tiro de esquina de Álvarez, cuando le dio como venía con la zurda.

Acabada la primera vuelta del torneo, los rojinegros son octavos con 12 puntos y ahora tendrán semana larga para arreglar lo que está mal y ver si el equipo se acopla a la idea que quiere el colombiano, quien ha dicho no tener el equipazo que algunos dicen.