Franklin Arroyo.31 agosto

Alajuelense superó el partido más complicado que tenía programado en el calendario en la primera fase, ya que visitó al Herediano en el Cuty Monge y salió victorioso.

Ese triunfo significó una bocanada de aire fresco para el técnico Andrés Carevic, quien fue duramente criticado la semana pasada por perder de local ante Guadalupe.

Sin embargo, los manudos deben esforzarse para que ese respiro no sea efímero, ya que la Liga juega este martes a las 8 p. m., ante Santos un equipo que le ha hecho la vida de cuadritos en sus últimas visitas. Otra derrota o un empate ante los caribeños volvería a complicar el ambiente en Alajuelense.

Aunque con poco tiempo para disfrutar, Carevic respira más tranquilo. Foto: Rafael Pacheco
Aunque con poco tiempo para disfrutar, Carevic respira más tranquilo. Foto: Rafael Pacheco

Los técnicos Marvin Solano y Luis Diego Arnáez consideran que las aguas se tranquilizaron con el triunfo ante el Team, pero advierten que una derrota ante los guapileños será regresar a la angustia anterior.

“El fútbol es día a día y la victoria tranquiliza a ciertos los sectores de la prensa que cuestionaron mucho el accionar de la Liga, pero si pierde con Santos otra vez regresarán los cuestionamientos,lo cual es normal en los equipos grandes. Aunque difícilmente la Liga pierde dos juegos seguidos de local”, expresó Solano.

Un criterio similar expuso Arnáez, quien le recomendó a Carevic que le dé estabilidad a un equipo base para darle rodaje.

“Por ejemplo, si Bryan jugó el domingo, pero el martes no, y el otro domingo tampoco y vuelve al otro partido, le va a costar mucho más tomar ritmo. Es momento que el técnico tome un equipo base y que empiece a crecer, luego será más fácil introducir las variantes”, dijo.