Andrés Mora.31 mayo
Buen gol del Cusuco encaminó la victoria a favor de la Liga. Fotografía: John Durán
Buen gol del Cusuco encaminó la victoria a favor de la Liga. Fotografía: John Durán

Alajuelense la dejó ir... Tuvo la victoria del clásico en sus manos, pero al final se descuidó y terminó entregando un empate a dos goles.

Según datos del periodista, Joseph Fernández, en la historia de los clásicos este es el empate número 100. Dato que vale resaltar en tiempos donde los manudos disfrutan del centenario.

La mejenga en el estadio Alejandro Morera Soto, a pesar de faltarle el ingrediente especial de la afición, estuvo bonito, con peligro en ambos marcos.

La afición manuda se quedó muda con los goles de Ariel. Foto: John Durán
La afición manuda se quedó muda con los goles de Ariel. Foto: John Durán

Los erizos ahora necesitan un milagro para dejarse el primer lugar del clausura 2020, pues son siete puntos de diferencia y queda nueve por disputarse (tres fechas).

Además, la distancia entre manudos y morados en la clasificación general sigue a cinco unidades, pero ahí la Liga es primero. Esto es importante porque dependiendo el panorama con el que termine este campeonato podría darles clasificación a la Concacaf.

Palos iban y venían

La primera parte arrancó con un equipo visitante bien parado, incluso el Monstruo llevó el control del partido durante los primeros quince minutos.

Tuvo que ponerse las pilas toda la defensa liguista, incluyendo su portero, Leonel Moreira, quien mostró que estaba bien metido en la jugada para solucionar cuando fue necesario.

Alajuelense se mostró tímidamente hasta el 18, cuando Dylan Flores intentó pegar de derecha un balón que venía globeadito, pero no lo logró.

Fue un partido extraño, a ratos cualquiera pensaría que estaban jugando en el mercado, los gritos de todo el mundo se escuchan como si nada.

Allen y Alex celebraron así el uno por cero. Fotografía : John Durán
Allen y Alex celebraron así el uno por cero. Fotografía : John Durán

El primer susto del partido lo pegó Manfred Ugalde. Al 20 el chamaco saprissita se espabiló y aprovechó para meter su pie en una jugada donde Adolfo Machado y Leonel Moreira no se entendieron y por muy poco no pudo celebrar.

Pero el que no perdonó fue Allen Guevara al minuto 29.

El Cusuco recibió frente al área un gran pase de Ariel Lassiter, le quedó de derecha, pero hizo un quiebre para ponérsela en la izquierda y remató esquineado para abrir el marcador, donde jamás le iba a llegar Aarón Cruz.

Se emocionaron los de casa y cinco minutos más tarde Lassiter le sacudió el marco a Aarón con un tiro al palo.

El mismo Ariel casi se jala el golazo del año, cuando le tiraron la pecosa al espacio, sin que tocara el piso le metió la zurda, bañó a Cruz que iba a achicar, pero cuando ya estaba todo listo para la celebración, pegó en el palo.

El portero morado, Aarón Cruz, no pudo hacer nada en las anotaciones. Fotografía : John Durán
El portero morado, Aarón Cruz, no pudo hacer nada en las anotaciones. Fotografía : John Durán

La respuesta del Sapri llegó de inmediato, y en la siguiente cuando la bola llegó a la otra área, Ariel, pero esta vez Rodriguez, también fusiló y la reventó en el palo. El rebote le quedó a boca de jarro a Marvin Angulo, pero el tiro rastrero del volante se topó con una pierna salvadora de Junior Díaz.

Los primeros cuarenta y cinco minutos se atrasaron un poco al final, porque al 43 hicieron bajar toooodas las gradas del sector este a Jonathan McDonald, porque algo dijo y se ganó la tarjeta amarilla.

Se puso sabroso

El segundo tiempo se puso bastante bueno con las anotaciones.

La "S" tenía que arriesgar un poco porque era su oportunidad de una vez por todas de amarrar el primer lugar y asegurarse la gran final. Pero tendrá que esperar.

La Liga muy rápido clavó el segundo. Apenas al 53, en un balón que recorrió desde el área manuda hasta la morada, Jonathan Moya se aprovechó de una pésima marca de David Guzmán y se fue solo, con mucha comodidad se la puso a Lassiter que entró también sin marca al área y clavó el dos por cero.

Lassiter puso el 2-0 y la noche parecía que sería rojinegra. / Fotografía : John Durán
Lassiter puso el 2-0 y la noche parecía que sería rojinegra. / Fotografía : John Durán

Como era de esperar, Wálter Centeno no se iba a quedar tranquilo y mandó a su gente al ataque.

Al 66 Michael Barrantes avisó con un zurdazo que necesitó que Moreira volara para sacar la pecosa al tiro de esquina.

Pero en esa misma jugada cayó el descuento, Marvin Angulo cobró por izquierda y Ariel Rodríguez anticipó con su pierna derecha a José Andrés Salvatierra y abombó las redes.

Ariel se echó el equipo al hombro con sus dos goles. Fotografía : John Durán
Ariel se echó el equipo al hombro con sus dos goles. Fotografía : John Durán

Pero la noche no se iba a quedar así. El Saprissa siguió presionando y al 84 consiguió igualar a dos el marcador.

Barrantes otra vez se tuvo confianza, tiró con alma, vida y corazón de zurda, Moreira rechazó y nadie le ayudó con el despeje y llegó Rodríguez para nada más empujarla.

Al final cualquiera de los dos pudo ganar, pero no se movió más el marcador.