Deportes

Alajuelense sigue armando el CAR, mientras espera los títulos

Las residencias son un edificio con 50 habitaciones y tres pisos. El primer equipo se quedará en el tercero cuando se considere necesario

Doryan Rodríguez tiene 18 años, viene de San Mateo y ya entrena con el primer equipo con el que ha jugado un par de veces en la máxima categoría, él es uno de los 45 muchachos que vivirán en las nuevas residencias que Alajuelense estrenó este martes.

La vida de Doryan se facilitará mucho viviendo en unas habitaciones de primera, hasta este miércoles le asignarán su cuarto en el que tendrá de compañero al portero Byron Mora, meta del equipo del alto rendimiento.

Las residencias bautizadas, Casa Don Pedro, por el patrocinador que ayudó a construir el proyecto, tendrán 50 habitaciones, en los dos primeros pisos estarán las ligas menores erizas y en el tercero se concentrará el primer equipo cuando lo considere necesario.

La nueva Casa Don Pedro ubicada en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), en Turrúcares de Alajuela, cuenta también con lavandería, dos salas de televisión, una sala de juegos, una sala de estudios, una sala multiusos y ascensor.

Cuando el complejo esté en su máxima capacidad habitarán más de 70 jóvenes entre los 13 a los 20 años. El tercer piso será para los jugadores de primera división, quienes contarán con aire acondicionado y televisión.

El lugar es un chuzo en resumidas cuentas.

Las reglas

Más que un hotel es una residencia en el que los chamacos tendrán que cumplir reglas, se levantan a las 5:30 a.m., desayunan, entrenan, almuerzan, estudian, cenan y a las 9 p.m. deben estar acostados, este es el precio que se paga por optar para el alto nivel.

Sin duda, lo que Alajuelense consiguió este martes es el sueño de muchos equipos, un paso importantísimo para desarrollar su proyecto y futuro, aunque está claro que tiene que apuntar también en los títulos de por medio para que todo se realce.

En la institución tienen claro que ambas partes son igual de importantes para tener a todos contentos, incluida una afición sedienta de éxitos deportivos. No ser solo los mejores en infraestructura y desarrollo, sino en el campo.

“Por supuesto que Liga Deportiva Alajuelense ha hecho muchas cosas bien en estos dos años, nos hubiera gustado, a lo mejor, culminar un título más durante el semestre que fuimos los mejores y en la última fase final no pudimos lograr esa parte.

“Seguimos trabajando para que eso se pueda ir dando, pero la Liga es más que eso. Si nos vamos antes de la pandemia, en ligas menores, la Liga salió campeón en cinco de siete campeonatos y en dos subcampeones.

“En liga menor somos el club más competitivo del país, en el fútbol femenino somos campeones.

“Nuestro departamento comercial marca la diferencia en el país, nuestra directiva impulsa proyectos innovadores que marcarán el desarrollo del fútbol en el país y lastimosamente -nos hubiera gustado conseguir el título pasado después de 18 partidos-”, comentó el director deportivo erizo Agustín Lleida.

El papá de la criatura, Joseph Joseph vicepresidente de Alajuelense, es el primero que afirma que está deseando que su equipo sea campeón, es algo que sabe es necesario, pero fue enfático en que el enfoque del CAR y las nuevas residencias es otro.

“El CAR va más allá de cualquier título, obviamente todos los liguistas y nosotros como junta directiva somos los que más los queremos, pero si por A o B no se logró cómo puede pasar en el fútbol, eso en nada afecta al CAR.

“Acá estamos formando jugadores de manera integral, inculcándoles valores, dándoles una residencia, alimentación. Un buen colegio, tenemos sicólogo, nutricionista y eso independientemente del resultado de primer equipo”, dijo el vice erizo.

El nuevo edificio fue bendecido por monseñor Ángel San Casimiro, liguista de hueso colorado, que estuvo en la inauguración junto a Joseph y al presi manudo, Fernando Ocampo, para cortar el listón de la inauguración pasadas las 6:30 p.m.

Allí se cocinan muchos de los sueños de los jóvenes, quién como nos dijo Doryan, si usted no se motiva con todo eso, ya no tiene cómo.

“Es un lugar impresionante, la verdad es que algo de ensueño, algo que nunca había visto en un club acá, ahora a aprovecharlo mucho. Uno es privilegiado de estar acá. Me imaginaba equipos que tenían cosas así, pero no acá en el país, la Liga confió en un sueño y hoy es una realidad”, finalizó el joven.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.