Deportes

Álvaro Saborío volvió a darle otra alegría a San Carlos

Delantero norteño fue clave en el empate a un gol conseguido por los norteños ante los Guerreros del Sur

San Carlos estaba encerrado, sin ideas, sacando agua del bote. Perdía 1 a 0 ante Pérez Zeledón y no se veía una posibilidad de reaccionar por parte de los pupilos de Douglas Sequeira.

Pero una vez más apareció en eterno salvador norteño, Álvaro Saborío, quien recibió la pecosa a unos 40 metros de la portería contraria, corrió con dos marcas encima y sacó un remate sorpresivo, lejano, rastrero y muy bien colocado, tanto así que por más que se estiró el portero generaleño Jussef Delgado nunca le llegó a la pecosa.

Álvaro Saborío, San Carlos

Fue el 1 a 1 definitivo. Fue el empate norteño, un resultado que quizás resulte injusto para Pérez Zeledón por lo bien que jugó en el complemento, pero cuando Sabo esta en el campo cualquiera cosa puede suceder.

El partido cambió con ese gol. Los Toros se sacudieron del dominio al que estaban sometidos por los Guerreros y más bien, casi ganan el partido y todo por tener a Sabo, un hombre que es como el buen vino, entre más viejo... (39 años) mejor.

Sabo, de pocas palabras, dijo en la entrevista que le realizó FUTV que la clave para mantenerse vigente como goleador es más sencilla de lo que uno supone. “Tirar a marco”, mencionó.

El periodista, Carlos Serrano, insistió, ¿pero qué más, que trabajos extra hace?

“Es más mental, es disfrutar, esforzarme al máximo, aprovechar esta carrera, apoyar a los compañeros, ser profesional donde sea que me toque jugar”.

También lanzó una gran verdad para todos aquellos que intentan defender lo indefendible cuando le preguntaron por la chiquillada de Manfred Ugalde. “A la selección no se renuncia”.

Sabo también es contundente fuera de la cancha con sus frases y ojalá muchos chamacos echen para su saco.

Los Guerreros del Sur se habían ido al frente con un pepinazo de Henrique Moura cuando aprovecharon el hombre de más que tenían para someter a San Carlos, debido a la expulsión de Wilmer Azofeifa al 42, por doble amarilla.

Pérez Zeledón - San Carlos

Con ese hombre de más, por fin pudieron profundizar su juego, con centros y algunas combinaciones por el centro, hasta que encontraron el gol por el sector derecho, cuando Luis Carlos Barrantes sacó un centro al área y Moura, incorporado al ataque, la pegó de jupa, con un remate picado que venció al portero visitante.

Malo

El juego lo salvó el segundo tiempo. San Carlos fue mejor en el primero tiempo, pero el encuentro tuvo un trámite lento y las opciones fueron pocas.

Sin Azofeifa en la cancha, los generaleños se fueron al ataque, superaron a San Carlos con aperturas por la banda y con un Henrique Moura que lució enorme en defensa y en ataque, así como por los destellos de Luis Stewart Pérez y de Gabriel Leiva.

El gol de Moura parecía inclinar la balanza a favor del equipo que había hecho mejor las cosas, pero San Carlos tiene a Saborío. El eterno goleador. El incansable goleador, que una vez más llenó su boca de gol.

Sabo es como el vino. No cabe duda.