Sergio Alvarado.3 diciembre
Andrés Carevic está cerca de obtener su primer título como entrenador. Fotografía José Cordero
Andrés Carevic está cerca de obtener su primer título como entrenador. Fotografía José Cordero

Andrés Carevic, técnico argentino de Alajuelense, está a 180 minutos de cumplir con el gran anhelo manudo de los últimos seis años, levantar la copa de campeón nacional.

Con tres años de experiencia como entrenador, el sudamericano sabe la importancia de lo que se juega a partir de este miércoles y no tiene temor en reconocer que se trata de su serie más importante desde que está en los banquillos.

“Sí, claro, sí es la serie más importante por estar en una final y al mando de un club importante como la Liga. En la corta carrera que tengo como técnico es la más importante. Estoy tranquilo, voy a seguir trabajando, disfrutando los momentos para darle una alegría a nuestra gente”, indicó Carevic.

En la casa del entrenador, la esposa e hijos del profe también viven y juegan su partido, deseando que la 30 llegue el próximo domingo al estadio Morera Soto.

“Yo estoy muy contento de estar en esta instancia, así se lo he dicho siempre tanto a los familiares que tengo acá como a los que tengo en Argentina y México. También los amigos, siempre recibo llamadas de felicitaciones. Saben que no hago cosas raras, sino que siempre estoy enfocado en lo que tengo que hacer”, explicó.

Carevic es una persona de perfil bajo, por lo que prefiere que el foco apunte a los protagonistas que tienen a la Liga en la final, sus jugadores. Aunque sin duda, el que estén peleando el título es en gran parte gracias a su labor.

"Uno siempre trata, como técnico, de trabajar fuerte, marcar una esencia de juego de venir, trabajar y siempre buscar ganar. Hoy eso nos tiene en esta parte final del torneo, pero en nuestra mente siempre está tratar de ganar.

“Nuestros jugadores lo han aceptado muy bien y eso nos pone contentos. Salir todos los partidos a proponer y a ganar, no a especular. Ante Heredia trataremos de ir a ganar el partido”, destacó.

A Carevic no lo desconcentran antecedentes poco alentadores, como el torneo que hizo en México con Mineros de Zacatecas, al que clasificó primero, pero después cayó en semifinales (Clausura 2019).

"No, para nada, eso no me preocupa. Lo que pasó, pasó. Estoy en otro equipo, otras circunstancias, con otros jugadores, entonces pensamos siempre en la parte positiva, en tratar de hacer bien las cosas, trabajar en los detalles de cómo hacer daño al rival, tratar de ganar el partido.

“Estamos en esa línea, de seguir por ese camino, estar enfocados, atentos, muy concentrados e intensos como lo venimos haciendo”, indicó.

Algo que tiene tranquilo al rojinegro es que, a diferencia de su rival, cuenta con plantel completo para la final, sin lesionados ni sancionados que lamentar.

“Vemos al plantel tranquilo, pero no relajado. Estamos muy unidos, como siempre”, concluyó.