Sergio Alvarado.27 junio
Javier Delgado y Hernán Torres son dos entrenadores a los que no les perdonaron perder una final en Alajuelense. Fotografías: Graciela Solis
Javier Delgado y Hernán Torres son dos entrenadores a los que no les perdonaron perder una final en Alajuelense. Fotografías: Graciela Solis

Javier Delgado, un hombre que le dio alegrías como jugador y técnico a la Liga, no le perdonaron en Alajuelense perder la final del Verano 2016 ante Herediano.

El Sheriff no tuvo la misma suerte que Andrés Carevic, quien perdió la final en diciembre ante Herediano, pero fue renovado y cuenta con la confianza de Agustín Lleida, gerente deportivo de la Liga, a pesar de estar a las puertas de perder otra final.

En mayo del 2016, el Sheriff estaba de vacaciones en Miami, Estados Unidos, con su familia cuando mediante un mensaje de WhatsApp, Raúl Pinto, expresidente de Alajuelense, le comunicó su despido como entrenador.

La noticia sorprendió en su momento al técnico por las maneras, pero entendía que en una institución como la rojinegra perder una final suele ser un motivo suficiente para volarse al entrenador.

“Si yo hubiera pensado que me iban a despedir era en ese mismo momento o al día siguiente de perder la final, veníamos de una semifinal de ensueño al ganarle 5-1 la serie a Saprissa y muchos ya nos daban por campeones, ahí es donde uno dice que el fútbol es de resultados y era probable que te podían remover, eso pasa en esos casos.

“Que me cesaran uno lo entiende, estaba dentro de lo posible, es de la forma en qué se hizo, atropellada poco ética y elegante, yo hablé luego con don Raúl y me dijo ‘Javier, creo que me equivoqué‘, la forma como se hizo no es lo que uno esperaba”, recordó.

Le pasó al Sheriff y al colombiano Hernán Torres y a otros como Luis Diego Arnáez y Nicolás Dos Santos ni les dieron chance llegar a ese punto cuando analizaron que la cosa no iba bien.

El otro técnico que perdió dos finales en el pasado reciente manudo fue Óscar Ramírez, al caer en el 2014 ante el Saprissa y en el 2015 contra el Herediano, pero el Machillo venía de ganar cinco títulos con los rojinegros... pequeño gran detalle.

Presión

Carevic fue renovado a mitad del torneo, sin saber los resultados del Clausura 2020, un riesgo que asumió la directiva eriza y ahora siente la presión de los aficionados molestos que le reclaman esa decisión y piden acciones si se pierde de nuevo el torneo.

“Es complicada la situación, cada decisión que usted tome tendrá su repercusión, sea positiva o negativa, ellos pensaron que era sano darle la seguridad al técnico desde antes, puede ser que si no se logra el objetivo analicen otra vez y ratifiquen o digan que se equivocaron.

“Eso dependerá mucho en función de los resultados y de lo conseguido, eso se puede ver como un espaldarazo de confianza, pero si Alajuelense no gana este torneo, son dos que se pierden con el mismo técnico, ahí es donde yo supongo que la gente empieza a cuestionar”, explicó el Sheriff.

Para Javier, lo usual es esperar a que se termine el torneo y tomar decisiones, tal como lo está haciendo el Saprissa con Wálter Centeno, quien aún no ha ratificado su continuidad.

“Yo creo que a fin de cuentas los entrenadores siguen siendo evaluados por resultados, si se logra el resultado usted probablemente tenga estabilidad, sino hay que estar claro que puede suceder cualquier cosa.

“Yo he visto a muchos jugadores y entrenadores que los quitan antes que terminen su contrato, eso se ha visto, eso no sería ninguna condicionante ni novedad”, destacó.

Diferencias
De quedarse en Alajuelense, Andrés Carevic lograría algo inédito en la Liga, que le perdonen dos finales perdidas al hilo. Fotografía José Cordero
De quedarse en Alajuelense, Andrés Carevic lograría algo inédito en la Liga, que le perdonen dos finales perdidas al hilo. Fotografía José Cordero

Para el Sheriff con Carevic es posible que esté sucediendo una situación que ha sido muy normal con entrenadores en Costa Rica, que usualmente le tienen más paciencia que al tico.

“Hay que valorar, el torneo pasado que hizo él fue muy bueno, hay que reconocerle eso en números, pero no lo pudo culminar, eso también está muy claro. En el haber había acumulado mucho, pero en el debe ya se le acomodó algo y se empieza a hacer el balance para ver si sale en números rojos.

“Yo creo que hay que esperar el desenlace de esto a ver, pero probablemente sí se aplica eso de que tienen más paciencia con los extranjeros, no lo digo por xenofóbico ni nada por el estilo, ese no es el tema, pero uno podría pensar que a los nacionales se les tiene menos paciencia y no estoy hablando solo de Alajuelense sino en términos generales acá”, comentó.

Delgado es muy claro que mucho de lo que puede pasar con Carevic depende del partido del lunes, no solo que pueda remontar la serie, sino la manera en que se pierda de pasar lo contrario.

“Si Alajuelense lo puede revertir y llevarlo a dos partidos más, si Saprissa logra su objetivo, pero la Liga cambió su imagen y fue competitivo, luchó o lo contrario, pasó más de lo mismo, Saprissa le pasó de nuevo por encima a Alajuelense, son factores que sin duda pueden cambiar una decisión”.

Con el peso de la experiencia vivida, un torneo que casi parecía estar en la bolsa, el Sheriff se fue, la misma afición se lo cobró a uno de sus ídolos, imagínese cómo lo harían con uno que no lo es.