Sergio Alvarado.28 octubre, 2020
Alajuelense ha sumado solo uno de sus últimos seis puntos. Fotografía: John Durán
Alajuelense ha sumado solo uno de sus últimos seis puntos. Fotografía: John Durán

Luego de empatar a dos ante Jicaral, al técnico de Alajuelense, Andrés Carevic, le cayeron diversos tipos de cuestionamientos dada la semana difícil que está teniendo su equipo al regresar de la cuarentena.

“No hay excusas, no tuvimos un buen partido, nos está costando el funcionamiento después del parate (cuarentena), a pesar de tener mucho el balón tenemos que resolver y saber terminar la jugada, nos está costando eso, vi al equipo un poco desatento y desconcentrado, ocupamos retomar ese funcionamiento”, dijo.

Uno de los temas que más están criticando muchos es la mala producción de centros de sus laterales, tema que el entrenador también reconoció.

“Se hace un trabajo específico que hacemos continuamente en la semana, pero en los partidos no tienen esa tranquilidad para poner un buen balón, hay que analizar si es que no están perfilados, si les falla la velocidad, en realidad debemos analizar por qué no podemos poner un balón, pero no es solo eso, otros detalles también tenemos que ver”, comentó.

Otro punto es que a la Liga le cuesta abrir rivales que se le llegan a parar atrás.

“El equipo que hace bloques muy bajos cuesta entrarle, cuando un equipo nos hace esto lo que tenemos que hacer es tener la menor cantidad de errores posibles, no forzados, en circulación el equipo fue muy lento y las jugadas que no pudimos concretarlas.

“No hay excusas, claro que vino el parate, jugadores con el virus, pero no puedo poner eso de excusa, trabajamos día a día para estar mejor y llegar a nuestra esencia, a veces no estamos finos”, agregó.