Bryan Castillo.29 mayo, 2018
El árbitro recibió el golpe simplemente porque decidió expulsar a un jugador. Cortesía
El árbitro recibió el golpe simplemente porque decidió expulsar a un jugador. Cortesía

El árbitro José Luis Valverde sigue esperando la llamada del equipo de Guácimo, donde juega el futbolista que en una mejenga de canchas abiertas le dio un golpe que le desfiguró el rostro.

En La Teja intentamos comunicarnos con los dirigentes de ese cuadro; sin embargo, no logramos localizarlos.

El referí permanece internado en el hospital con su rostro hinchado, sin algunos dientes y con una fractura en la mandíbula.

“No se han comunicado conmigo, no he recibido ni un mensaje. Cuando se dio la agresión tampoco nadie me dijo nada, ni una disculpa.

“A mí me habían dicho que era un equipo difícil de manejar, pero nunca pensé que podía pasar algo así de grave”, comentó.

El árbitro detalló que ya tiene a varios testigos que estuvieron presentes en el partido para poner la denuncia en contra del jugador.

“Se me ha acercado gente y me ha dicho que me van a ayudar porque lo que hizo este muchacho fue algo muy grave, el fútbol no da para agredir a una persona y dejarla así como me dejó a mi”, aseguró.

Valverde aprovechó el espacio para desmentir una versión que anda en redes sociales, donde dicen que él ofendió al jugador.

“Eso no es cierto, él me agredió porque lo expulsé, yo no le dije nada a él. Cuando me di cuenta ya estaba encima mío solo porque le saqué la segunda amarilla”, comentó.

Valverde podría ser sometido a una cirugía en su mandíbula ya que la tiene quebrada.

De momento se está alimentando con líquidos ya que no puede masticar alimentos debido a su lesión.

Otro de los problemas que sufre es que no puede hablar por periodos largos de tiempo porque le dan “fuertes dolores de cabeza”.

Problema por trabajo

El afectado nos contó que en este momento está preocupado porque todavía no sabe cuánto tiempo estará incapacitado, ya que todo este tiempo sin trabajar le podría generar una disminución considerable en sus ingresos.

"Todavía estoy esperando a ver que me dicen los doctores porque no sé cuanto tiempo voy a estar en cama. Lo que quiero es recuperarme rápido para volver a trabajar", añadió.

Para este miércoles, Valverde será sometido a otros exámenes para descartar otro tipo de daños en su cabeza.

De momento, además de la fractura y la pérdida de varias piezas dentales, también tiene disminuida su capacidad visual por la hinchazón que tiene.