Karol Espinoza.15 diciembre, 2019

Ariel Soto fue la figura del Herediano al anotar de carambola el único gol en el juego de ida de la gran final nacional del torneo de Apertura 2019 ante Alajuelense.

Al minuto ocho hubo un cobro de tiro de esquina de Rándall Azofeifa y cuando la bola llegó al área, Ariel no tuvo que hacer mucho, pues el balón le pegó en la espalda y entró en el marco del portero manudo Adonis Pineda.

Esa fue la primera llegada del Team hasta ese momento cuando, precisamente, mejor jugaban los manudos.

La bola pegó en la espalda de Ariel Soto y eso le bastó al Team para dejarse el primer juego de la final. Rafael Pacheco
La bola pegó en la espalda de Ariel Soto y eso le bastó al Team para dejarse el primer juego de la final. Rafael Pacheco

Curiosamente, Soto fue parte de aquél equipo alajuelense que alzó la famosa copa 29 de los manudos, el 22 de diciembre del 2013, y el próximo sábado podría volver a festejar, pero esta vez vestido con los colores del Team.

“Es importante la ventaja, ganamos y es lo importante. La serie sigue abierta, hay que ir a cerrar a la casa de ellos como pasó en la serie pasada y estamos fuertes en eso", resaltó Ariel.

Soto fue consultado sobre el hecho de que en tres juegos, los manudos no les han podido anotar.

“Hemos hecho un buen trabajo durante la semana, trabajamos a consciencia, esperemos que festejar el sábado allá en el Morera”, dijo Soto.

El jugador rojiamarillo agradeció haber anotado, pues nunca había hecho un gol en una final.

El volante Rándall Azofeifa comentó que les faltó calma para hacer más goles, reconoció que la serie no está cerrada y lo importante es que la ventaja ya la tienen de su lado.

Otra vez la Liga se fue con las manos vacías del Rosabal Cordero. Rafael Pacheco
Otra vez la Liga se fue con las manos vacías del Rosabal Cordero. Rafael Pacheco

"Creo que partido a partido hemos salido más fortalecidos, hemos ido jugando las finales como se debe y queda un partido al que vamos a ir a morir a la cancha porque queremos la copa.

“Queda un partido más donde, Dios primero, podamos mantener el marco en cero”, comentó Azofeifa.

Según el rojiamarillo, ahora debe prevalecer la experiencia en el grupo para ir a ganar o mantener la ventaja y festejar en el estadio Alejandro Morera Soto, un estadio donde no ganan una final desde el año 1985, es decir, hace 34 años.

El juego del próximo sábado será a las 6 de la tarde y se espera un llenazo, pues la dirigencia rojinegra vendió la taquilla entre viernes y sábado.