Franklin Arroyo.4 septiembre

El paso del técnico uruguayo Gustavo Matosas por la Tricolor se puede calificar como malo, ya que apenas tuvo un 41% de rendimiento en los ochos partidos que tuvo a su cargo, la mayoría contra rivales de la Concacaf.

La sele se quedó sin Matosas y sin aprovechar la fecha FIFA del martes. Fotografía Jose Cordero
La sele se quedó sin Matosas y sin aprovechar la fecha FIFA del martes. Fotografía Jose Cordero

Tras renunciar sorpresivamente a su cargo, el charrúa se fue solamente con tres victorias, ante rivales poco calificados como Jamaica, Bermuda y Nicaragua; perdió ante Estados Unidos, Guatemala, Perú y Haití; y empató uno, quizás el partido en el que la Sele se vio mejor a su cargo, 1-1 ante México.

El debut del técnico fue el 2 de febrero ante Estados Unidos, con una derrota 2-0. El 22 de marzo tuvo una vergonzosa derrota 1-0 ante Guatemala, equipo que apenas se venía levantando de la sanción impuesta por FIFA.

El primer triunfo llegó el 26 de marzo en un amistoso en el estadio Nacional contra Jamaica (1-0), con anotación de Keysher Fuller.

El 5 de junio se perdió un amistoso ante Perú, donde la tricolor lució deficiente en ofensiva

Luego se vino la Copa Oro, con una irregular actuación del cuadro patrio.

En el torneo del área ganaron los dos primeros partidos, ante Nicaragua 4-0 y Bermuda 2-1; pero luego mordieron el polvo 2-1 ante Haití y en los cuartos de final cayeron en penales contra México, luego de empatar 1-1.

La goleada ante Nicaragua lo salvó de quedar con un saldo negativo en la diferencia de goles, pues la Sele marcó nueve goles bajo su mando y recibió ocho. En síntesis, un proceso mediocre más.