Sergio Alvarado.8 octubre
Raquel Rodríguez abrió el camino del gol de las ticas. Fotografía José Cordero
Raquel Rodríguez abrió el camino del gol de las ticas. Fotografía José Cordero

La selección femenina de Costa Rica amarró este martes su boleto para el campeonato preolímpico de la Concacaf al derrotar 5-0 al combinado de El Salvador.

En la mejenga, disputada en el estadio Alejandro Morera Soto, las ticas cumplieron con los pronósticos y desde muy temprano apagaron cualquier ilusión que pudiera tener el cuadro cuscatleco, que quedó fuera de la lucha camino a Tokio 2020.

La Sele clasificó en el primer lugar de su grupo con seis puntos, luego de derrotar 2-0 a Nicaragua el viernes pasado y la goleada de este viernes.

La fase final del preolímpico de Concacaf se disputará en febrero del próximo año en Florida, Estados Unidos. Dos selecciones avanzarán a los Juegos Olímpicos.

A diferencia de otras oportunidades, las nacionales jugaron con mucha afición que llegó a darle sus mejores vibras a las chicas. En total fueron 3600 personas. Una asistencia similar a la del viernes.

La afición vivió una fiesta en las gradas de la Catedral, ya que apenas a los cuatro minutos se abrió el marcador con el primer tanto de Raquel “Rocky” Rodríguez, quien aprovechó un rechazo muy corto de la portera rival para matar abajo del marco.

A Priscilla Chinchilla nadie la pudo detener. Fotografía José Cordero
A Priscilla Chinchilla nadie la pudo detener. Fotografía José Cordero

El conjunto de Amelia Valverde salió con la mentalidad de matar temprano y no vivir de nuevo la zozobra vivida en el encuentro ante las pinoleras, cuyos goles cayeron hasta el segundo tiempo.

Esa hambre fue muy notoria y ante un rival limitado como el salvadoreño había que aprovechar y la Sele lo hizo, haciendo llover metralla sobre el marco de la portera Roxana Vega, la mejorcita del cuadro rival.

Casi todo el partido se jugó en el medio campo y área visitante, las ticas mostraron ambición y, a pesar de las tantas oportunidades creadas, nunca pareció conformarse.

La presión alta de las ticas hacía caer en muchos errores a las rivales y así cayó el segundo gol, una bola que recuperó en medio campo Priscilla Chinchilla, la sirvió a Shirley Cruz, quien jugó de primera intención y Rocky definió al palo largo para el 2-0 a los 17 minutos.

El 3-0 cayó al 37′, después de una buena jugada por la banda de Melissa Herrera, quien tiró un centro rastrero que María Paula Salas, delantera del Saprissa, definió bajo el marco.

Era muy claro que se trataba de un partido de equipos en un nivel muy dispar, las costarricenses con conceptos tácticos y técnicos muy claros, con jugadoras de jerarquía y manejo de partido, mientras que a las salvadoreñas les costaba mucho.

Noelia Bermúdez, la portero costarricense, fue la espectadora más cercana del partido, tanto así que ni siquiera se ensució los guantes.

En el segundo tiempo siguió el monólogo de las ticas, era cuestión de tiempo para que cayeran más goles.

El 4-0 cayó por el buen juego de asociación que mostraron las locales y el talento individual de jugadoras como Herrera, quien entró corriendo al área luego de un pared con María Paula, Meli se quitó a tres rivales, portera incluida, pero la pecosa le quedó larga, pero por dicha atrás venía Priscilla y definió con el marco vacío.

La manita la puso Sofía Varela al 83′, quien remató sin marca y de muy buena manera cerca del punto de penal.

Goleada, boleto y un pasito más cerca de Tokio 2020.

Shirley manuda
Es casi un hecho que la volante costarricense Shirley Cruz será la nueva jugadora del equipo CODEA Alajuela. De esta forma cierra su larga etapa en el fútbol internacional que la hizo jugar en Francia y China, además de ganar dos Champions League. La noticia se estaría oficializando pronto, solo falta la firma del contrato.