Deportes

Asistente de Wálter Centeno puso a sufrir al Herediano de Hernán Medford

Herediano sudó tacacos para superar 1-0 a Guadalupe

Escuchar este artículo

Herediano triunfó 1-0 ante Guadalupe en un duelo que arrancó con muchos bríos y lo terminó con mucho frío, aguantando los embistes de un rival al que solo le hizo falta el gol y que hasta se vio mejor.

Como curiosidad, el duelo en el Colleya Fonseca enfrentaba a los dos equipos que tienen ese estuche como casa, por lo que podían jugar a sus anchas.

Era además un duelo de amigos, por un lado Hernán Medford y por el otro Wálter Centeno, ¿maestro contra pupilo?, cada quien lo verá como quiera, pero en esta ocasión no tuvieron ni siquiera el chance de saludarse.

Paté se ausentó pues anda en Estados Unidos viendo a uno que tal vez admira un poquito más, como lo es Pep Guardiola y al Manchester City, viajó con autorización del club a una capacitación con los Citizens.

En muchas ocasiones, Centeno ha dicho lo que admira a Pep y su estilo de juego, por lo que era un viaje bastante importante para él.

En Tiquicia se quedó el Pelícano buscando la segunda victoria del torneo con el Team y así no perderle el paso a Alajuelense en la lucha por el primer lugar del grupo A.

A Randall Porras, asistente de Paté, es al que le quedó el chicharrón de dirigir a Guada, que venía un toque golpeado luego de perder en casa en el debut ante Sporting con un gol en el último minuto.

Rapidito. La cosa se le puso fea a los josefinos cuando a los diez minutos ya los clavaron con el pepino de Giovanni Arturo Campos, un derechazo desde fuera del área que pegó en el vertical derecho y se fue al fondo.

A pesar de la ausencia de los delanteros estelares por lesión como Yendrick Ruiz y José Guillermo Ortiz, muchachos como Anthony Contreras y Campos anotan para que no se sientan tanto las bajas.

La bronca para Hernán es que el equipo se le fue apagando de a poco. Algo curioso fue que este Guada dejó un poco de lado el toquecito que suele tener con Centeno y era un poco más vertical, lo que posiblemente confundió al rival.

Es posible que el Team esperara otra cosa, porque el Pelícano a su amigo lo tiene leído.

Se notó en el segundo tiempo cuando Guada los metió atrás y sacó al portero Esteban Alvarado del relax que se estaba tirando. Los josefinos tenían toque y profundidad para ese momento.

Se fajó. Al siquirreño le tocó chollárselas, sacó tres remates con sello de gol, salvándole las papas del horno a los rojiamarillos que acabaron la mejenga en una pura angustia, que se notaba en la banca florense con puros picheles de preocupación.

Hasta el mismo Alvarado terminó al final de la mejenga reconociendo que en futuros partidos se tienen que pellizcar para evitar tantas penurias.

“Un equipo grande y ganador como Heredia no puede estar sufriendo de esta manera, en el segundo tiempo sufrimos innecesariamente, son cosas que tenemos que corregir, pero es positivo corregir ganando siempre”, dijo a FUTV.

La entrada un jugador como Eduardo Juárez y Andrés Gómez ayudó bastante, Guada se volvió mucho más intenso al ataque, mientras que los florenses estaban metidos atrás casi que sin asomarse al marco de Alejandro Barrientos, como lo hizo en el primer tiempo.

Para dicha rojiamarilla, al menos la cosa no pasó de un mal rato, habrá que ver si Medford tomará el celular y le mandará un mensaje a su amigo Paté contándole cómo su asistente lo puso a sudar tacacos de manera posiblemente inesperada.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.