Sergio Alvarado.11 septiembre
La dupla de David Ramírez y Randall Leal se fue de un gol cada uno este miércoles. Fotografía José Cordero
La dupla de David Ramírez y Randall Leal se fue de un gol cada uno este miércoles. Fotografía José Cordero

Muchos morados creían que iban a extrañar al joven atacante Manfred Ugalde, pero no tienen que preocuparse porque la ofensiva quedó en buenas manos con David Ramírez, quien llegó con la pólvora encendida.

Al igual que lo hizo el domingo pasado en el partido ante Grecia, cuando ingresó al 65 y marcó al 77, el Chicharito llegó desde el banquillo para hacerse sentir en el marcador poco después.

Ramírez entró este miércoles a la mejenga ante San Carlos al minuto 61 y al 69 marcó el 3-0 que liquidó cualquier intento de remontada por parte de los norteños.

David es un goleador de raza, la primera bola que tocó la mandó adentro", Manfred Ugalde

Ante los Toros del Norte, David entró en lugar de Ugalde, como quien dice para cuidarle el campo. La bronca es que al regreso del juvenil nada garantiza que el exjugador del Omonia Nicosia de Chipre le devuelva el puesto.

“David es un goleador de raza, ya que la primera bola que tocó la mandó adentro, yo lo veo y trato de tomar cosas de él, nos va a aportar mucho”, indicó Manfred a Teletica Deportes al final del partido.

Ramírez marcó los típicos goles que suele hacer en el Monstruo, a puro olfato y por estar ubicado en el lugar correcto para poner el pie o dar el último puntillazo, como lo hizo ante el campeón nacional y frente a los griegos.

La última vez que el Chicharito jugó en el Saprissa fue el Clausura 2018 cuando marcó nueve pepinos en 21 partidos.

“Salgo contento por el gol y el resultado del equipo, creo que hicimos un buen primer tiempo, en el que manejamos el partido, en el segundo jugamos bien salvo los últimos diez minutos que nos encimaron, cosa que tenemos que revisar porque no nos puede pasar”, dijo por su parte Ramírez a Teletica.