Infobae.13 febrero
Para disfrutar de las competencias, la afición debe prepararse muy bien porque el frío puede echar a perder la actividad. Foto: AP /Andy Wong
Para disfrutar de las competencias, la afición debe prepararse muy bien porque el frío puede echar a perder la actividad. Foto: AP /Andy Wong

Los atletas olímpicos en Pyeongchang enfrentan estos juegos de invierno temperaturas muy crudas que podrían llegar a afectar gravemente su rendimiento si no toman las precauciones necesarias.

Fiel a lo que su nombre indica, los Juegos Olímpicos de Invierno deben desarrollarse en un contexto marcado por las bajas temperaturas, pero el caso particular de Pyeongchang supera incluso a los pronósticos más crudos, con una sensación térmica promedio que puede llegar a alcanzar los -18° gracias a las fuertes ráfagas de viento en zonas montañosas.

Mientras que los norteamericanos estrenan una nuevas parkas (suéter) con un sofisticado sistema de climatización alimentado por sus propias baterías desarrollado por Ralph Lauren, diseñador del uniforme oficial del "Team USA", los canadienses presumen de sus propios pantalones para la nieve calefaccionados.

Hay quienes recurren a métodos menos científicos como el chocolate caliente, favorito entre los noruegos.

Algunos equipos recurren a métodos probados durante décadas, como el uso de vaselina para proteger a la piel expuesta.

Pero una de las innovaciones de este año ha sido el uso de cinta de kinesiología, normalmente aplicada en distintas partes del cuerpo como la espalda y las piernas, en la zona del rostro expuesta a la intemperie.

Ahora la cinta no solo calma los dolores musculares, también sirve para cubrirse el rostro del frío. Foto: Infobae
Ahora la cinta no solo calma los dolores musculares, también sirve para cubrirse el rostro del frío. Foto: Infobae

Otro de los dispositivos que más llama la atención, tanto de los fanáticos presentes como de los televidentes, es una especie de silbato que actúa como un "intercambiador de calor" conocido bajo la marca de "LungPlus". Su fabricante asegura que es indispensable en caso de encontrarse fuera al momento de correr, escalar, esquiar o cualquier otra actividad a bajas temperaturas.

Básicamente lo que permite el gadget es ejercitarse de forma mucho más sencilla sin empañar las gafas protectoras o mojarse el rostro. Además, el falso silbato ayuda a respirar mejor cuando se tiene un resfriado, tos o dolor de garganta.

El LungPlus se ve extraño pero va haciendo un trabajo importantísimo ante las bajas temperaturas. Foto: eBay
El LungPlus se ve extraño pero va haciendo un trabajo importantísimo ante las bajas temperaturas. Foto: eBay

El hecho de que colabora a aumentar la temperatura general del cuerpo sin lugar a dudas lo ha vuelto un objeto codiciado por atletas de equipos de todo el mundo en Pyeongchang. De cualquier manera, expertos aseguran que el riesgo de congelación o hipotermia continúa siendo relativamente bajo para los deportistas dado que las temperaturas deberían bajar hasta los -25°, cosa que, todavía, no ha ocurrido.