Andrés Mora.28 abril
Alisten las naves porque aunque sea sin gente pero los motores podrían volver a rugir. Foto: Archivo
Alisten las naves porque aunque sea sin gente pero los motores podrían volver a rugir. Foto: Archivo

¡Los motores podrían volver a rugir! La organización del GT Challenge de las Américas realiza esfuerzos para concretar la segunda fecha del campeonato.

Esa jornada estaba programada en Guatemala para mayo en el Autódromo Pedro Cofiño y la idea es como primera opción pasarla para el fin de semana del 25 y 26 de julio o para agosto.

Por supuesto que todo está en veremos, se esperan indicaciones del Ministerio de Salud de los países participantes. Los autos se encuentran en Guatemala y listos para la competencia.

Existe la posibilidad de que se desarrolle el evento a capacidad media de público o a puertas cerradas, para lo cual la organización presentará el contenido para lograr una transmisión televisiva exitosa, que esperan los aficionados valoren.

“El 85% de los gastos de la fecha en Guatemala están realizados: impresión de publicidad, tiquetes aéreos, traslado de los vehículos, etc., por eso queremos concretar la fecha, cuidando el bienestar de los pilotos y asistentes, pero dando el espectáculo que el público se merece” dijo Carlos Zaid, organizador del GT Challenge de las Américas.

El Parque Viva ya está reservado para el cierre de año. Fotos: Mayela López
El Parque Viva ya está reservado para el cierre de año. Fotos: Mayela López

Costa Rica sería sede de las dos fechas finales de la competencia, para lo cual ya se reservaron espacios en el Autódromo de Parque Viva, una en octubre y otra en noviembre, respetando los lineamientos que el Ministerio de Salud ha anunciado por el momento.

“El deporte se profesionalizó en Costa Rica, hoy en día hay mecánicos, pilotos, medios de comunicación y equipos que viven del desarrollo del automovilismo y por lo tanto familias que dependen de nosotros para tener ingresos. Suspender el campeonato sería perder todo este talento, que se vería obligado a dedicarse a otras labores, y por lo tanto ver morir el deporte en el país”, agregó Aguilar.