Andrés Mora.9 noviembre

La Sele sub-20 dirigida por Breansse Camacho cumplió en la primera fase de la eliminatoria y con una goleada (6-0) contra Santa Lucía ganó de manera invicta el grupo E y avanzó a la segunda fase, donde se definirá los que asistan a la Copa del Mundo de Polonia el próximo año.

El liberiano que juega para Herediano, Jecxy, tuvo que ponerle bonito para sacar la tarea. Foto: Concacaf
El liberiano que juega para Herediano, Jecxy, tuvo que ponerle bonito para sacar la tarea. Foto: Concacaf
La hora de la verdad
El primer partido de la segunda fase para Costa Rica será el martes a las 6:30 p. m. contra Honduras. Los dos primeros de la triangular van al Mundial y los dos primeros jugarán la final para conocer al campeón de la Concacaf en esta categoría.

Los de la pequeña isla del Caribe se pusieron espesos en un principio e hicieron ver mal a los ticos, pero los goles fueron llegando para tranquilidad de la tricolor, que ahora se debe alistar para la hora buena porque los rivales que se vienen no serán jamones, tocará pelear en una triangular ante Estados Unidos y Honduras por los boletos al mundial.

Los primeros 20 minutos en la cancha de la Academia IMG no eran alentadores, la Sele carecía de ideas y para peores al 20′ el árbitro hondureño, Héctor Martínez, nos perdonó lo que parecía una falta del liguista Orlando Galo a un isleño dentro del área.

No parecía lógico que Costa Rica sufriera ante una selección limitada y a la que al portero, Vino Barclett, ya al minuto 27 se le estaba cayendo el número. Por cierto terminó el primer tiempo sin número y en el complemento le pusieron otro con masking tape y no le duró mucho tampoco.

Ya para cuando el reloj marcaba el minuto 34 la cosa pintaba mejor, Greivin Fonseca cobró un tiro libre y aunque le pasaron cuatro al frente, nadie pudo meterle aunque sea una uña para desviarla al fondo del saco rival.

Después fue Yecxy Jarquín el que la voló frente al marco. También Josué Abarca perdonó, por querer meter al portero con todo y bola.

Mientras estuvo en el terreno de juego Jurguens Montenegro se paró bien y ayudó a la victoria. Foto: Concacaf
Mientras estuvo en el terreno de juego Jurguens Montenegro se paró bien y ayudó a la victoria. Foto: Concacaf

Por suerte, al 45′ y justo antes del pitazo final en la primera parte cayó el primer gol tico.

Fonseca otra vez la mandó al área en un tiro libre y esta vez sí encontró buen puerto, porque Alexis Gamboa se levantó y de un certero cabezazo sacudió las redes para el uno por cero.

Buena reacción

Cuando arrancó el segundo tiempo la historia fue otra, se veía a Costa Rica con más ganas de anotar y así fue.

Al 69 Barclett se pegó un gran bomberazo y se la encontró el limonense Rashir Parkins quien con dificultad la pateó y aunque Hakeem Harrow tenía todo para sacarla, pifió en su intento y la pecosa se metió para el dos por cero.

Ya con ese gol se abrió la llave, siete minutos después Abarca se cuadró desde fuera del área y con clase la puso al ángulo, era el tres por cero.

El cuarto fue al 85′ y lo metió Carlos Villegas que había entrado de cambio en la segunda parte, estaba en el área se encontró la pecosa y no perdonó, prácticamente igual pero cuatro minutos después clavó el quinto de la tricolor.

Y para ponerle una cereza al pastel, al 90, Joshua Navarro entró por derecha y pateó rastrero con tan buena suerte que le pegó al portero y se fue para adentro.