Franklin Arroyo.16 enero

Johan Venegas sigue de la mano con el gol y este sábado volvió a anotar en el 2-0 que la Liga le metió a Limón, por lo que llegó a tres pepinos en dos juegos.

Johan Venegas no se cansa de hacer goles desde el torneo pasado, ya lleva tres con la Liga. Foto: Rafael Pacheco
Johan Venegas no se cansa de hacer goles desde el torneo pasado, ya lleva tres con la Liga. Foto: Rafael Pacheco

El ariete sigue pagando su perdón a la afición manuda como lo prometió: con trabajo y goles.

Venegas, además, encontró un gran socio en ataque: Marcel Hernández, quien salió de titular y con quien se jaló varias paredes que hicieron ver muy dinámico el ataque del León.

Hablando de esta pareja de atacantes, llamó la atención lo bien que se entendieron los dos delanteros, pues es la primera vez que ambos inician juntos en una misma alineación y parecía que hubiesen jugado juntos toda la vida.

Alajuelense no sabe aún cuál es todo su potencial. Es un equipo que en ofensiva está volando porque además de Marcel y Johan, Carlos Mora y Alonso Martínez aportaron su granito de arena en la creación de oportunidades.

De una

Bastaron diez minutos para que la dupla goleadora diera resultado. Una pared de Johan con Marcel, el cubano se la devolvió y este se la puso a Martínez, que se metió al área y remató y aunque el disparo parecía inofensivo, se desvió en un defensa y se le escurrió a Esteban Alvarado.

En esa jugada los dos puntas se vieron coordinados, sin egoísmos y efectivos.

Esta Liga puede dar más, pero se nota que aún no mete la marcha fuerte a ese motor.

El juego lo llevó la Liga, sin querer decir que Limón FC se entregó o que no hizo nada. Fue un rival duro, y esforzado, sobre todo en el primer tiempo.

Limón tuvo algunos arrestos, pero fue la Liga la que volvió a llegar con un cabezazo de José Miguel Cubero que le llegó fácil a Alvarado.

Ojo a esta dupla, Johan - Marcel. Este sábado se vieorn bien jugando juntos. Foto: Rafael Pacheco
Ojo a esta dupla, Johan - Marcel. Este sábado se vieorn bien jugando juntos. Foto: Rafael Pacheco

Lo mejor de Limón fue Luis Pérez, por la banda derecha y una corrida de Jorkaef Azofeifa, a los 32 minutos, que limpió el callejón por la banda izquierda, pero su remate lo tapó un defensa. El rebote quedó en Yuaycell Writhg, quien remató muy alto.

Los manudos siguieron en lo suyo. Tocando, dominando, esperando el momento justo para atacar y llegó con Bernal Alfaro, quien le puso un gran pase a un avispado Venegas, este se la dio a Marcel y el isleño se la devolvió al “8″ que remató de seguido e imposible para el portero caribeño. ¡Golazo!

La Liga, sin meter a fondo el acelerador, sin saber aún de qué es capaz, se fue al descanso con ventaja de dos goles.

Cuidar

En el complemento, Alajuelense mantuvo el nivel, con Alfaro en un buen momento, Bryan Ruiz como director de orquesta y un Marcel que, por más que buscó su golcito, no se le dio.

Primero fue al 49, cuando se llevó a Jemark Hernández, pero remató de zurda muy alto.

Al 54, se entendió con Johan en otra pared, pero el ángulo de tiro le quedó muy cerrado y pegó la bola en un defensa.

Dos minutos después, el cubano se juntó con Mora, con otra pared, se quitó a Jemark, pero cuando iba a quedar solo frente al marco, un defensa logró quitarle la bola.

La pecosa le quedó a Johan, le dio de zurda, pero Alvarado intervino con el pie para detener el que hubiese sido el tercero.

Alonso Martínez aprovechó la pared entre Johan y Marcel para abrir el marcador. Foto: Rafael Pacheco
Alonso Martínez aprovechó la pared entre Johan y Marcel para abrir el marcador. Foto: Rafael Pacheco

Andrés Carevic, con el partido ya resuelto, hizo un tanate de cambios pensando en el miércoles, día que enfrentará al Olimpia de Honduras por la Liga Concacaf, a las 9:15 p. m.

El profe metió todo el kínder, pues ante la Tromba le dio minutos a siete jugadores menores de 23 años.

Ian Lawrence, Ian Smith, Bernald Alfaro, Alonso Martínez, Carlos Mora, Fernán Faerrón, Brandon Aguilera, Geancarlo Castro, Jurguens Montenegro y Aarón Suárez jugaron este sábado.

Esta parece que será la tónica de este León que camina sobrado: apretar al rival en el primer tiempo y ojalá resolver el partido para en las segundas partes darle confianza a sus cachorros.

Y ojo, porque que la Liga metiera a la güilada no quiere decir que dejó de tener opciones de gol.

Ya sin Marcel y Bryan, el que tomó el control del ataque fue Johan, quien pudo ampliar su cuenta personal tras un par de buenos centros de Lawrence y Castro.

Alajuelense ya es el líder en solitario del Clausura y cuesta creer que algún equipo lo vaya a bajar de ahí.