Sergio Alvarado.20 septiembre
La copa Al Siglo Nuevo la ganaron Herediano y Cartaginés, pero finalmente terminó en las vitrinas florenses. Foto: Adrián Escalante
La copa Al Siglo Nuevo la ganaron Herediano y Cartaginés, pero finalmente terminó en las vitrinas florenses. Foto: Adrián Escalante

El Club Sport Cartaginés, el equipo más antiguo del fútbol nacional aún vigente, acumula mucha historia, pero pocos títulos, desde su fundación hace 114 años.

Uno de los pasajes más curiosos de los de la Vieja Metrópoli es que el centenario club solo tiene uno de los tres trofeos que ha ganado como campeón nacional.

Los blanquiazules alzaron las copas de 1923, 1936 y 1940; sin embargo en las vitrinas del estadio Fello Meza solo se encuentra el trofeo de 1936, mientras que la historia de los otros dos cetros es todo un tema.

Por irónico que parezca el primer título de campeón ganado por los brumosos terminó en las vitrinas de uno de sus máximos archirrivales como lo es el Herediano, como para echarle más sal a la herida.

Pero no hay que confundirse porque los florenses se dejaron el cetro con todas las de la ley, aunque algunos digan de manera inexacta que se lo “alzaron”, como si se tratara de la final de 1988, un recuerdo que aún les duele a los brumosos de hueso colorado.

"La Copa Al Siglo Nuevo (como se llama el trofeo) se encuentra en las bodegas de la Asociación Deportiva Club Sport Herediano. Dicha copa fue donada por Guillermo y Enrique González Herrán, dueños de la tienda “El Siglo Nuevo” en 1922.

“Este trofeo se dio en forma condicionada: solo podría considerarse como su propietario el equipo que la obtuviera en tres ocasiones. El Club Sport Herediano se lo dejó al conseguir el campeonato de 1924, uniéndose a los logrados en 1921 y 1922, mientras que en 1923 lo hizo el Club Sport Cartaginés”, explicó Adrián Escalante, experto en la historia de los trofeos florenses.

El trofeo de campeón de Cartaginés de 1923 lo debió ceder al año siguiente al Herediano. Foto: Adrián Escalante
El trofeo de campeón de Cartaginés de 1923 lo debió ceder al año siguiente al Herediano. Foto: Adrián Escalante

La versión de Adrián fue confirmada por otros dos historiadores, como José Rafael Soto, quien maneja al dedillo la historia brumosa y José Antonio Pastor, otro experto en la materia.

Pastor nos explicó como curiosidad, que en el campeonato de 1923, el Team se retiró luego de que le sancionaran a varios de sus jugadores por un pleito que se armó en una mejenga contra Alajuelense y que en medio de tanta bronca, el beneficiado fue el Cartaginés.

“Herediano pudo haber quedado campeón en el 23, lo que pasa es que no participó por esa bronca, pero era probable que hubiera vuelto a ser campeón porque tenía el mejor equipo del campeonato; sin embargo eso no hace menos el título de Cartago que en la cancha supo aprovechar.

“Esa pequeña rencilla le suma un capítulo más a la rivalidad entre Herediano y Cartaginés”, agregó Pastor.

Esta copa de 1936 es el único título de campeón nacional que tiene el Cartaginés en sus vitrinas. Foto: Cortesía José Rafael Soto
Esta copa de 1936 es el único título de campeón nacional que tiene el Cartaginés en sus vitrinas. Foto: Cortesía José Rafael Soto
Misterio sin resolver

Respecto al último campeonato obtenido por los blanquiazules en 1940, la historia es aún más curiosa porque ni siquiera se sabe en dónde está el trofeo, ni existe una foto para saber cómo era o alguna prueba de su paradero.

Soto nos contó que la versión comentada es que luego de quedar campeones, el trofeo se lo llevaron a Honduras, país en el que se le perdió el rastro.

"Hay muchas historias, una de ellas dice que una familia que vivía en barrio Los Ángeles en Cartago se fue a vivir a Tegucigalpa, Honduras y se llevó el trofeo, pero eso es casi una leyenda, no hay nada que confirme que la historia sea así.

“En algunos momentos se han dado nombres y teléfonos de las personas que supuestamente tienen el trofeo y no se ha dado con nadie, solo hay leyendas urbanas, como que los jugadores del Cartaginés entraron a caballo a la basílica, lo que ha sido desmentido por personas que estuvieron ahí", dijo Soto.

Del trofeo de campeón del Cartaginés ganado por estos hombres en 1940 no hay ni rastros de su paradero. Foto: Captura libro Historia de Lucha, Pasión y Goles
Del trofeo de campeón del Cartaginés ganado por estos hombres en 1940 no hay ni rastros de su paradero. Foto: Captura libro Historia de Lucha, Pasión y Goles

Carlos Loría, exvicepresidente brumoso, viajó en una ocasión a Honduras por asuntos de negocios entre el 2014 y el 2015, por lo que aprovechó para hacer averiguaciones sobre qué pasó con el trofeo.

"Lo que se dice es que quien se lo llevó es el nieto del capitán del equipo y se lo llevó a Honduras, en donde se hizo un empresario exitoso. A mí, una persona me aseguró que él lo tenía en su casa.

“Yo conseguí referencias de la empresa, traté de localizarlo y no coincidían los nombres, el gerente de la empresa no era el mismo que me dieron, al final no pude ubicarlo ni en Tegucigalpa ni en San Pedro Sula, hice el intento y no me dieron razón, supongo que por motivos de seguridad”, recordó.

Hoy por hoy, Loría es un aficionado más del club, hace ratillo salió de la directiva y como buen brumoso espera ver a su equipo levantar un título en algún momento, el desea una copa que solo se la entreguen y listo, sin mayores historias o secretos, como ocurrió con dos de sus cetros.