Redacción .23 junio, 2018

Los animales se siguen ganando un lugar en el mundo de las predicciones durante las Copas del Mundo de fútbol.

Aún recordamos al famoso pulpo Paul, que durante Sudáfrica 2010 pegaba más que muchos dizque conocedores.

Ahora es el turno del chancho Eberhard, conocido también como Harry, que adelanta desde Colonia que la mejenga entre Alemania y Suecia será ganada por los germanos, campeones en Brasil 2014.

Eberhard ya había adelantado que el partido entre México y Alemania sería favorable para los aztecas. Y dicho y hecho.

Por cierto, varios jugadores alemanes que formaban parte del equipo de hace cuatro años y que ya no están en la selección enviaron mensajes de ánimo a sus compatriotas.

Tiene muy claro cuál equipo se llevará los tres puntos. Foto: AFP
Tiene muy claro cuál equipo se llevará los tres puntos. Foto: AFP

La derrota en el debut ante México (1-0) ha dejado contra las cuerdas a Alemania y ha abierto una crisis de confianza en el país, donde han llovido críticas a un equipo que podría vivir un fracaso histórico si no logra superar la fase de grupos del torneo.

“Buena suerte DFB-Team! Podéis hacerlo”, escribió en Twitter Bastian Schweinsteiger, uno de los grandes jugadores de aquella generación de hace cuatro años, aludiendo a las siglas DFB, las de la Federación Alemana de Fútbol.

“Creo firmemente en vosotros”, afirmó por su parte Lukas Podolski en el diario Bild, el más leído de Alemania. “Hay que entrar en el campo con la cabeza alta, atacar sin miedo, y el lenguaje corporal debe ser el correcto, dejando claro que estáis ahí”, aconsejó ‘Poldi’.

El capitán de la Alemania campeona en 2014, Philipp Lahm, cree en las posibilidades del equipo: “Todo es posible”, les dijo a sus compañeros de equipo en su visita a Moscú en el inicio de la semana. “Este equipo tiene experiencia, el grupo de entrenadores tiene experiencia y sabe cómo gestionar una derrota”, tranquilizó.

Miroslav Klose, otro jugador histórico que abandonó la selección alemana tras el Mundial-2014, es ahora uno de los adjuntos del seleccionador Joachim Löw, dedicado a la preparación de los delanteros.

“Hemos hecho nuestros mejores partidos bajo presión, por eso soy muy optimista. Tenemos jugadores que son capaces de conseguirlo”, aseguró

Jens Krause es el orgulloso entrenador del chanchito. Foto: AFP
Jens Krause es el orgulloso entrenador del chanchito. Foto: AFP

El chanchito no sabe de felicitaciones, pero cuando le pusieron sobre la arena dos banderas, la sueca y la alemana, y una bola amarilla, no lo pensó mucho para acercar el balón hasta la bandera de Alemania.