Sergio Alvarado.8 mayo, 2017

Las heridas aún no cierran en el corazón del Chapecoense y lo más probable es que nunca cerrarán después de la tragedia del 28 de noviembre del año pasado cuando un vuelo rumbo a Medellín se desplomó matando a casi todo el equipo, cuerpo técnico y tripulación.

La situación es la misma, los brasileños vuelan a Colombia a enfrentar al Atlético Nacional con un título de por medio, en este caso la Recopa Sudamericana. 

El modesto equipo brasileño conquistó este domingo el Campeonato Caterinense, de su estado de Santa Catarina (sur), frente al Avaí. El antiguo 'Chape' ya había ganado el torneo el año pasado, con lo que es el bicampeón caterinense.

El Chapecoense celebró el domingo su primer título desde la tragedia del vuelo 2933. Foto: Facebook.
El Chapecoense celebró el domingo su primer título desde la tragedia del vuelo 2933. Foto: Facebook.

Pero sin tiempo prácticamente para la fiesta, Chapecó recorre este lunes por primera vez el trayecto de la fatídica noche del 28 de noviembre, cuando su avión se estrelló en las montañas colombianas dejando 71 muertos, entre ellos 19 jugadores y el técnico Caio Junior, así como numerosos miembros del cuerpo administrativo del plantel.

En esa ocasión, los brasileños iban camino a su primera final internacional, la Copa Sudamericana, frente al Atlético Nacional.

Después de que el vigente campeón de la Libertadores pidiera que se concediera la Copa a su rival, ambos equipos se vieron las caras en la Recopa Sudamericana.

Con el 2-1 logrado en casa el pasado 4 de abril y animado por su reciente trofeo local, el Chapecoense espera concretar el miércoles la victoria que soñaba en Medellín hace unos cinco meses, cuando ese club que hacía solo siete años jugaba en la cuarta división quería hacer historia.