Deportes

Chepito y Erick Lonis, el paladín

Exportero dejó ir una oportunidad de oro para ayudar a la campaña MachisNO

escuchar audio Escuchar este artículo

“No soy un paladín”, dijo Erick Lonis al inicio de la conferencia de prensa que dio este miércoles sobre el escándalo con su exconcuño Jeaustin Campos.

Pero el exportero pudo convertirse en un paladín en la lucha contra el MachisNO, que tanto se ha promovido en las actividades deportivas.

Lonis dejó ir una oportunidad de oro para luchar contra este flagelo que golpea a nuestra sociedad. Durante casi una hora tuvo a los medios de comunicación a sus pies para luchar por una digna causa.

La noticia ya no era si dejaba la Comisión Técnica, la cual presidía, lo valioso de su conferencia de prensa era meter el dedo en la llaga en un mal que carcome al país.

Si bien consideró el tema un asunto privado, la verdad es que el delicado asunto tenía días de estarse ventilando en los medios de comunicación, y la mejor forma de aprovechar la revictimización de su cuñada Ariana Bolaños era ser el vocero de todas esas costarricenses que en el seno de su hogar son maltratadas física y emocionalmente, cifras que se disparan durante los partidos de fútbol.

Al día 268 llamadas de auxilio recibe el 9-1-1. En promedio, una llamada cada cinco minutos, de mujeres pidiendo auxilio, pero cuando se juega el clásico, de la que muchas veces fue protagonista, la cifra sube a una llamada cada tres minutos y medio.

El domingo 21 de abril hubo 423 gritos de auxilio, el pico más alto de llamadas fue entre las 5 p. m. y las 8 p. m., justamente durante el juego entre la Liga y Saprissa, y la hora siguiente al pitazo final. Solo en esas tres horas 74 mujeres clamaron por ayuda.

Cada dos minutos y medio una tica sufrió algún tipo de agresión en su hogar.

Lonis, atacar ese mal fue la tarea encomendada que le llegó sin que usted lo pidiera. Don Erick, antes de la conferencia de prensa usted era el paladín de las ticas agredidas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.