Luis Quirós.5 julio

El clásico nacional entre la Liga y Saprissa puede ser benéfico, sin colores y para ayudar una buena causa, pero jamás amistoso.

Esto porque desde que nacieron, en octubre de 1949, los clásicos nacionales son las mejengas más esperadas en el torneo nacional, pero si el León y el Monstruo se topan fuera del campeonato criollo, esa confrontación se calienta igual o hasta más por la rivalidad que existe entre ambos clubes.

“El aspecto de la pretemporada quedará en el olvido y será un clásico como los que se han jugado a través de la historia, lleno de lucha”, exliguista, Richard Smith.

Precisamente eso es lo que se esperan dos exfiguras de los clubes más grandes del país para este 7 de julio, cuando morados y rojinegros se vean las caras en el estadio Nacional, en el duelo denominado el clásico sin color, en beneficio del futbolista Erick Marín, quien padece de cáncer por tercera vez.

Para colaborar, tanto morados como manudos le donarán a Marín mil colones por cada entrada vendida.

Richard Smith espera que la Liga salga a ganar el clásico benéfico de este domingo, porque al Sapri al que ganarle todo. Fotografía: Fanny Tayver.
Richard Smith espera que la Liga salga a ganar el clásico benéfico de este domingo, porque al Sapri al que ganarle todo. Fotografía: Fanny Tayver.

Para Richard Smith, exjugador de la Liga y Benjamín Mayorga, exfigura del Saprissa, el tema amistoso queda solo en la palabra, porque en la cancha se juega como si se tratara de una final.

“No, en el fondo uno quiere ganar todos los clásicos que juegue, aunque sea en un PlaySation y aunque lo de este domingo es un acto de primer nivel el que hacen lo dos clubes, eso de amistoso, cuando suene el pito, ya no va a existir”, expresó Smith.

Y es que para Smith, eso quedará palpado en los hombres que paren los técnicos en la gramilla de la Joya de La Sabana.

Mincho Mayorga considera que la S, debe dar un golpe de autoridad contra la Liga, este domingo, aunque sea benéfico, el duelo, porque así se llegará al campeonato con ventaja. Fotografia Jose Cordero
Mincho Mayorga considera que la S, debe dar un golpe de autoridad contra la Liga, este domingo, aunque sea benéfico, el duelo, porque así se llegará al campeonato con ventaja. Fotografia Jose Cordero

“Estoy casi seguro que cada equipo pondrá en la cancha lo mejor que tienen en sus planillas, el aspecto de la pretemporada quedará en el olvido y será un clásico como los que se jugaron a través de la historia, lleno de lucha y buscando que el orgullo de uno supere al otro", dijo Smith.

Tamaño poco

Alajuelenses y tibaseños se enfrentaron en 23 oportunidades fuera del campeonato nacional, o sea, donde no hay puntos de por medio.

La primera vez se dio el 15 de agosto de 1950, en honor al general San Martín y a la embajada de Argentina. En ese juego la victoria se la llevó 3-1 el Sapri en un partido que cualquiera creería que definía alguna instancia final de algún torneo, por la pasión con la que se jugó.

Para el Mincho Mayorga, algo así es lo que verán todas las personas que asistan al mejengón, sobre todo porque sabe que, en su equipo, perder contra la Liga es imperdonable.

“Para el Saprissa, que es el equipo más grande de nuestro país, la obligación total es ganar todo lo que se venga contra la Liga, porque así ha sido la filosofía de un club histórico. Lo benéfico se aplaude, pero los morados siempre iremos a poner nuestro nombre encima de la Liga”, comentó Mayorga.

El Monstruo y el León tendrán este domingo su primer duelo de la temporada 2019-2020, solo que sin puntos sobre la cancha. Fotografia: John Duran
El Monstruo y el León tendrán este domingo su primer duelo de la temporada 2019-2020, solo que sin puntos sobre la cancha. Fotografia: John Duran

El primer clásico con tintes benéficos ocurrió el 13 de mayo de 1951, para ayudar a los damnificados por el terremoto en El Salvador. De nuevo el Monstruo ganó 5-3.

El orgullo está de por medio, por eso no jamás será amistoso”, Benjamín “Mincho” Mayorga, exjugador de Saprissa