Karol Espinoza.24 noviembre, 2017
Si algo le destacan a Medford es que siempre se rodea de gente buena y profesional, como ocurre actualmente con Minor Díaz y Mauricio Solís, en el Herediano. Foto Diana Méndez
Si algo le destacan a Medford es que siempre se rodea de gente buena y profesional, como ocurre actualmente con Minor Díaz y Mauricio Solís, en el Herediano. Foto Diana Méndez

Su semblante serio, su tono de voz y hasta los regaños, asustan hasta al más valiente si le toca encontrarse de frente con Hernán Medford, el flamante técnico del Herediano y quien llega como favorito al inicio de la cuadrangular, este domingo.

Quienes lo conocen o han hablado con él, aseguran que sí es serio, pero bromista cuando se puede y hasta amigo de sus jugadores.

Hay quienes creen que tanto éxito es porque nació con estrella, mientras otros aseguran que todo es cuestión de trabajo.

Medford es el único técnico en la historia del fútbol tico que puede decir que ha tenido un arranque de 22 partidos sin perder, tal y como le ocurre actualmente con el Herediano, o que ha sumado la mayor cantidad de puntos, con 54 unidades, en un torneo corto, también con el Team.

Solo él ha llevado a un club de Tiquicia a un Mundial de Clubes y lo ubicó tercer, como le sucedió en el 2005 con Saprissa, en Japón.

Y si queremos ir más allá, como futbolista anotó el gol del famoso "aztecazo", en el 2001, y también rompió la red en su primer Mundial Mayor, en Italia 90; es decir, los méritos le sobran.

Lo trae en la sangre
Hernán Medford fue todo un ídolo en la Selección Nacional, a la que dirigió hace más de 10 años. Foto: Archivo
Hernán Medford fue todo un ídolo en la Selección Nacional, a la que dirigió hace más de 10 años. Foto: Archivo

Julio César Bustos jugaba en Sagrada Familia cuando vio a un Hernán Medford, de 15 o 16 años, dando sus primeros toques al balón con el equipo de Barrio México.

Bustos supo desde el primer momento que ese muchachito llegaría a hacer historia en el fútbol nacional.

"Después fuimos compañeros (en Sagrada), cuando yo finalizaba mi carrera y él estaba empezando, allá por 1986. Yo no digo que tenga estrella, sino que todo es producto de su trabajo.

"Hernán entrenaba en la cancha alterna del viejo Estadio Nacional y pese a sus 15 o 16 años, sobresalía de los demás, incluso le respondía a los más veteranos si algo no le parecía", recuerda don Julio César.

El talento de Hernán lo hizo pasar rapidito del equipo canela a Sagrada y ahí Bustos pudo compartir una temporada con el apodado "Pelícano", donde terminó de comprobar la personalidad ganadora del ahora técnico rojiamarillo.

"Cuando estábamos entrenando, él era quien hacía el mayor esfuerzo a esa edad. Si yo tenía que marcarlo, él trataba de sobrepasarme, yo no lo dejaba y era una lucha, hasta que él encontraba la forma de hacerlo y me dejaba botado", aseguró Bustos.

"Desde ese momento, él (Medford) tenía ese deseo de ganar, se metía a jugar y no se inmutaba", Julio César Bustos, exjugador.

Para Reynaldo Parks, compañero de Hernán en la Selección y pupilo suyo en el Saprissa, todo se resume al hecho de que el técnico tiene "la estrella que todos quisiéramos tener" y atribuye eso a lo dedicado que es en su trabajo.

"Tiene mucho carácter y trata de que sus grupos sean homogéneos, que todos jalen parejo, con un mismo objetivo, centrados en una sola meta", indicó Parks, quien ve clave el hecho de que Hernán sabe rodearse de un gran equipo de trabajo.

Recordemos que cuando llegó a la dirección técnica del Saprissa, en el 2003, Hernán tuvo como asistente a Óscar Ramírez y como preparador al uruguayo Marcelo Tulbovitz, con los que jaló a la Tricolor tres años después.

Ahora, en el Team, lo asisten dos exídolos florenses como Minor Díaz y Mauricio Solís, además de tener el consejo en el tema de contrataciones de un experto como Jafet Soto, el maestro de los fichajes, lo que termina siendo clave para el éxito de un club.

"Hernán siempre ha tenido un equipo de trabajo competente, porque uno solo no logra nada. Él se rodea de gente buena en la parte administrativa y con sus asistentes", Reynaldo Parks, exjugador.

"Medford es inteligente, él es quien escoge a su grupo de trabajo y siempre ha sido calificado. Sabe tener un buen grupo de jugadores también", añadió Reynaldo.

Tiene su carácter dentro de la cancha
Hernán Medford celebró de esta manera el gol que le hizo a México, en el 2001, y que terminó significando el primer triunfo tico en el estadio Azteca.
Hernán Medford celebró de esta manera el gol que le hizo a México, en el 2001, y que terminó significando el primer triunfo tico en el estadio Azteca.

Viéndolo desde lejos, Medford mete miedo y da pinta de gruñón, algo que no desmiente Parks, quien atribuye esa forma de ser como parte del éxito del técnico.

Parks considera que Hernán impone respeto y los jugadores tienen la confianza de ir a hablar con él.

"Tiene mucho carácter, sobre todo en la cancha, él es una cosa distinta afuera, donde puede vacilar, pero en el trabajo impone respeto", indicó el exdefensa.

Bustos cree que no intimida a los futbolistas y precisamente por eso, los futbolistas le responden haciendo bien el trabajo y para eso, don Julio dio una explicación muy clara.

"Con él no cabe el miedo, él sabe que un jugador con miedo va a perjudicar al equipo y a él, porque si yo le digo a un futbolista:'si no juega como yo quiero, te voy a multar', el jugador va a sentir temor y no va a rendir igual.

"Supongo que Hernán les dice: 'este es el puesto, si lo quiere, pelee por él', ahí no existe el miedo, sino que le está dando el chance de que obtenga las cosas", analizó Bustos, quien dice que el exdelantero siempre trajo en la sangre lo de ser un ganador.

El exjugador de Sagrada Familia piensa que Hernán le deja claro a los futbolistas, que aunque puedan ser amigos fuera de la cancha, en el terreno de juego la cosa es distinta, no van a obtener las cosas regaladas por ser compas y más bien, como retribución a esa amistad, Hernán espera que le respondan jugando bien y si no lo hacen, hay otro que puede ocupar su lugar.

Don Julio recordó que Medford no es egoísta, comparte sus conocimientos con los demás, y eso es vital para ser exitoso. También tiene su rol bien definido, es seguro de sí, de lo que sabe, lo que es y puede ser.

Incluso considera que basta ver al Team para saber que tanto Díaz como Solís, asistentes técnicos, y hasta el preparador de porteros, Miguel Segura, saben cuál es su papel en el club, lo que impide que haya bronca.

"Hernán es estudioso y exitoso porque sabe tener buen manejo del camerino", Julio César Bustos.
Medford quiere darle el bicampeonato a la afición florense este diciembre. Foto Jeffrey Zamora
Medford quiere darle el bicampeonato a la afición florense este diciembre. Foto Jeffrey Zamora

Aunque todo pinta a un favoritismo muy rojo y amarillo en esta cuadrangular, unido a la estrella ganadora de Hernán, Reynaldo Parks cree que en el fútbol nada está escrito y, pese a que difícilmente alguien pueda superar lo que está haciendo el Club Sport Herediano hasta el momento; Santos, Saprissa o Pérez Zeledón pueden dar la "campanada".

Ya habrá tiempo para ver eso, lo que sí es cierto es que a Medford nadie le puede quitar lo bailado hasta esta altura del partido.