Sergio Alvarado.12 octubre
En las calles de Coronado, este chuzo siempre llama la atención. Foto de Jorge Castillo
En las calles de Coronado, este chuzo siempre llama la atención. Foto de Jorge Castillo

Dicen que en cuanto a casas rodantes existen de todos tipos y tamaños. Lo determinante es que deben tener todo lo necesario para pegarse un buen paseo y de eso puede hablar con conocimiento de causa don Alejandro Solís, vecino de San Isidro de Coronado.

Desde hacía rato él quería un vehículo, así que en cuanto se dio la oportunidad se movió para conseguir un chuzo que tiene bien “fuleado” por dentro y del cual piensa que no le hace falta nada.

Como la nave es 4x4 tampoco tiene problema para viajar, meter la tracción y escaparse a la aventura. El motor del carro es 2200.

Restaurar la nave hasta dejarla como un ajito fue un brete bastante duro. Foto de Jorge Castillo
Restaurar la nave hasta dejarla como un ajito fue un brete bastante duro. Foto de Jorge Castillo

¿Cómo consiguió el carro?

La cambié por un Honda que tenía, pero cuando lo compré estaba en muy mal estado, lo tuve que arreglar casi todo, la pintura estaba hecha leña y por dentro no valía veinte pesos, estaba con espejos y asientos rotos, hubo que trabajarlo mucho.

¿Cuánto le apearon por el carro?

Pagué como un millón, más o menos, pero después le he metido pintura, aros, tapicería, audio, pantallas y hasta muebles.

Las pantallas y el audio es todo un sello de la nave. Foto de Jorge Castillo
Las pantallas y el audio es todo un sello de la nave. Foto de Jorge Castillo

¿Hace cuánto hizo el cambio?

Hace unos tres años, desde entonces he ido poco a poco trabajándolo, uno pobre no se puede poner a gastar todo de una vez, se toma como un proyecto y lo he ido trabajando por partes.

¿En qué empezó a trabajar primero?

En la tapicería porque era lo que más le urgía, además que yo trabajo en eso, entonces me quedaba más fácil, después pintura, seguí por audio y así.

Este chuzo cuenta hasta con un lavatorio adentro. Foto de Jorge Castillo
Este chuzo cuenta hasta con un lavatorio adentro. Foto de Jorge Castillo

¿Qué le tiene por dentro?

Además de pantallas y eso, tiene un mueble grande, un lavatorio, un sofá cama, otro mueble para echar cosas, tiene bastante, es como decir un camper pequeño. Es un estilo que me gusta bastante. El carro es para seis, porque le quité un espacio para poner el lavatorio.

¿Ha paseado mucho con él?

Un poco, no tanto porque por el trabajo he estado un poco limitado, porque trabajo solo, he ido a Puntarenas y así, el plan es salir más y quedarme en algún lugar, más que el carro es doble tracción.

Cualquier cosa que quiera llevar sobre la nave va bien agarrado acá. Foto de Jorge Castillo
Cualquier cosa que quiera llevar sobre la nave va bien agarrado acá. Foto de Jorge Castillo

¿Qué le dicen en general del carro?

A todo el mundo le gusta, es muy llamativo por tener tanto adentro. La gente lo ve y quiere montarse, saber qué anda, le toman fotos. A la gente le llama la atención porque es un carro poco común.

¿Tiene pensado hacerle algo más al carro?

Por ahora el plan es pintarlo de nuevo porque en mobiliario creo que ya está bien, con lo que tiene siento que es suficiente, porque tiene hasta un toldo afuera, uno se puede parquear y poner el toldo al lado y sentarse afuera.

Con la tracción de esta nave tampoco hay miseria. Foto de Jorge Castillo
Con la tracción de esta nave tampoco hay miseria. Foto de Jorge Castillo

¿Alguna vez le han ofrecido comprárselo?

Me han ofrecido cambiarlo por otros carros, pero no es algo que me interese, la verdad no está en venta ni quiero deshacerme de él . Ya ganó bastante valor sentimental, le tomé mucho cariño.

¿La altura también afecta a los motores con turbo?
Los motores atmosféricos pierden cerca del 1% por cada cien metros de altura debido a la presión atmosférica. Sin embargo, los motores que vienen equipados con turbo, no se ven afectados por la altura existente en ciudades con estas características geográficas porque este sistema fue creado para elevar la presión atmosférica dentro del bloque hasta en dos o tres veces más.