Exvolante manudo dijo cómo vio la tanda de penales en Alajuelense

Por: Sergio Alvarado 21 enero
José Miguel Cubero demostró toda su experiencia en su cobro de penal este miércoles Fotografía: Prensa Alajuelense

Unas cuantas palabras que el volante de Alajuelense José Miguel Cubero cruzó con Harold Fonseca, arquero del Olimpia de Honduras, le sirvieron al manudo para sacar de concentración a su rival.

Lleno de malicia y de viveza, el jugador erizo cargó de presión al meta contrario, lo retó a que le detuviera el penal y luego a que fuera él quien anotara el que lanzaría, algo que no logró porque cuando Fonseca pateó lo botó y eso hizo la diferencia en el marcador.

La Liga pasó a la final y el Olimpia quedó en el camino.

En conferencia de prensa, “Cube” dijo que jugó un poco con Fonseca y aprovechó su experiencia para sacarlo de foco.

“Son cosas que se juegan antes de tirar un penal, hay que tener la concentración para patearlo e ir definido en lo que uno quiere. Nos dijimos algunas cosas, yo sabía que le tocaba a él tirarlo luego y había que jugar con todo eso porque la parte mental juega mucho”, explicó.

Un penalero tan experto como Cristian Oviedo felicitó la estrategia de Cubero; afirmó que, efectivamente, en esos momentos decisivos se echa mano a todas las herramienras posibles.

Como recordamos, Oviedo era el penalero indiscutible en su época de jugador rojinegro.

José Miguel Cubero se metió en la cabeza del arquero del Olimpia, acción clave este miércoles. Foto: Captura.

“Eso se llama jugar con la mente del portero, del rival. Creo que lo hizo muy bien, (Cubero) es un hombre de experiencia y en esas instancias se nota, todo eso ayuda mucho, más en una tanda de penales en la que hay mucha presión y se estaba jugando el pase a una final”, dijo Oviedo,

Buena reacción

El exvolante vio desde el inicio que el cruce de palabras entre Cubero y Fonseca tendría un efecto.

“Si se sabe que el muchacho (Fonseca) no viene jugando y hay una tanda de penales, se piensa en algo, la verdad es que hay que felicitar a Cubero por sacar de concentración y de su zona al arquero. Puede que estuviera bien concentrado y José llega y le dice cosas, eso siempre distrae un poco”, opinó Oviedo.

“La maña es tan importante como el saber hacia donde patear, al rival siempre hay que buscar cómo incomodarlo. A mí los porteros siempre me decían cosas, que lo iba a fallar y de todo, pero nunca se puede perder la concentración”, comentó.

Ver más!

Oviedo piensa que fue un error del meta catracho ir a tirar el penal con cólera, hay que hacerlo con la cabeza clara.

“Es muy peligroso ir así a patear un penal (bravo)”, dijo.

El que se enoja, pierde

Alejandro González, exportero de Alajuelense, piensa que Cubero se llevó rodado al arquero catracho a pura maña y experiencia.

“Antes ese tipo de mañas se usaban más, lo llegaban a provocar a uno y hasta a insultarlo, a agarrarlo de mona, pero el portero también puede hacer de las suyas.

“Una vez a mí me iban a patear un penal y me empezaron a decir cosas, cuando el jugador agarró la bola yo me salí hasta el área pequeña y entonces pararon el tiro. El jugador ahí ya estaba con la mentalidad de tirar el penal y tuvo que esperar, todo eso puede influir”, comentó.

José Miguel Cubero se metió en la cabeza del arquero del Olimpia, acción clave este miércoles. Foto: Captura.

González opina que la presión a la hora de lanzar un penal siempre está del lado de quien lo cobra porque es mayor la posibilidad que lo meta a que lo falle o ataje el portero.

“El que se enoja pierde, si lo sacan de las casillas ya no estás concentrado y eso fue posiblemente lo que le sucedió al muchacho (del Olimpia)”, agregó.