Andrés Mora, Sergio Alvarado.22 marzo
Le llegó poco pero tapó todo el portero chapín. Foto: Prensa Libre.
Le llegó poco pero tapó todo el portero chapín. Foto: Prensa Libre.

Keylor Navas le puso color a la previa, pero en el juego entre Costa Rica y Guatemala el show se lo robó el portero chapín Nicholas Hagen, quien es el gran responsable de la segunda derrota en la era de Gustavo Matosas.

La Tricolor cayó derrotada por la mínima (1-0) en el estadio Doroteo Guamuch Flores y Matosas no pudo conseguir su primer alegría frente a la Sele, ya que el charrúa sigue sin ganar.

El amor de los guatemaltecos por Navas se quedó en las afueras del estadio, ya que cada vez que el portero del Real Madrid tocaba la pecosa todos lo silbaban. Eso empeoró después del golcito que le clavaron al Halcón.

Pero el que se llevó los aplausos fue Hagen, quien realizó grandes intervenciones. Sin duda un partido que nunca olvidará el portero del Municipal de Guatemala, de 22 años.

Navas solo tuvo que volar en una, en la jugada del gol lo agarraron en otras. (AP Photo/Moises Castillo)
Navas solo tuvo que volar en una, en la jugada del gol lo agarraron en otras. (AP Photo/Moises Castillo)

Llegó una gran cantidad de gente al estuche, pero había muchos huecos en las graderías, esto a pesar de que se hablaba de una taquilla totalmente agotada.

Fue un partido que arrancó bastante movido, Guate demostró su deseo por pelear cada una de las bolas, mientras los ticos tocaban y tocaban para ver si se desarmaban un poco los locales.

Incluso en los primeros cuatro minutos, debido a la gran presión chapina, Celso Borges perdió un par de balones que complicaron a la Sele, pero por suerte las jugadas no complicaron al Halcón.

Ya en el minuto 16 empezó a hacerse gigante la figura de Nicholas. El cuadro nacional tocó de pie a pie y jugadón de Elías Aguilar, que filtró para Allan Cruz y este se la sirvió a Joel Campbell que intentó definir de derecha, pero voló el portero chapín para negarle el golcito.

La acción confirmó que Joel anda poco fino para anotar, lo mismo le pasa en el León de México, donde juega muy bien, pero le falta la anotación.

El gol se celebró en Guate como si fuera una eliminatoria mundialista. (Photo by Johan ORDONEZ / AFP)
El gol se celebró en Guate como si fuera una eliminatoria mundialista. (Photo by Johan ORDONEZ / AFP)

Costa Rica siempre llevó la iniciativa, y en una de tantas jugadas en las que se pisaron el área local, se calentó la mejenga porque José Carlos Pinto golpeó a Allan Cruz y se enjacharon, por lo que llegó Kendall Waston a apadrinar a su compañero de equipo, pero no pasó de los empujones.

La sorpresa llegaría al minuto 31 cuando Waston despejó un balón, pero le quedó servido a Stefano Cincotta, que ante las miradas de Randall Leal y Elías Aguilar que nunca acataron a ir por la bola, le pegó un zurdazo y agarró mal parado al Halcón que por más que se estiró no pudo impedir el uno por cero.

En las grades del Doroteo se celebró con todo, fue larguísima la celebración, se disfrutó al máximo y motivó que a partir de ese momento se gritara un: “¡Sí se puede, sí se puede!”.

La Tricolor reaccionó, pero sin capacidad de anotar. Juan Pablo Vargas tuvo una clarísima después de una jugada de tiro libre planificada, pero pateó pésimo de zurda al 34.

Cuatro minutos más tarde, otra vez Hagen se robó el show ganándole el duelo a Cruz. Ya para ese momento cuando Guatemala tenía la bola desde las gradas se escuchaba el “ole, ole”, los de casa empezaron a disfrutar.

Ni los cambios funcionaron.

Para la segunda parte, Matosas mandó a Myron George y Rónald Matarrita, sacó a Jimmy Marín y a Randall Leal, pero la historia no cambió.

Al minuto 54 el portero guatemalteco seguía dando espectáculo, otra vez en un mano a mano con Allan Cruz reaccionó de forma prodigiosa para evitar que su marco fuera vencido.

Un minuto después fue Keylor, quien tuvo que fajarse cuando le llegó a boca de jarro Jorge Vargas mediante un contragolpe.

Stefano Cincotta podrá rajar con ese golcito que le clavó al Halcón. (AP Photo/Moises Castillo)
Stefano Cincotta podrá rajar con ese golcito que le clavó al Halcón. (AP Photo/Moises Castillo)

La Tricolor necesitó refuerzos, Bryan Ruiz al 59 fue a tratar de enderezar el barco, tomando el campo de Elías.

También al 63 fue la oportunidad de Ariel Lassiter de saltar al terreno de juego y debutó con la Sele al ingresar por Waylon Francis.

Por más que movía piezas el técnico charrúa, su colega chapín, Amarini Villatoro, empezó a salirse con la suya. Al seleccionador tico se le notaba un poco la desesperación porque hasta estaba tenso con los juntabolas que duraban mucho pasando la pecosa cada vez que salía.

¡Fiestón en Guate! Su primer amistoso en casa le permitió mostrarse como verdaderos guerreros y dejaron muchas dudas sobre la representación de Tiquicia.