Sergio Alvarado.14 mayo
Colindres se metió a un Mundial con el que soñaba desde hace mucho tiempo. Foto: José Cordero.
Colindres se metió a un Mundial con el que soñaba desde hace mucho tiempo. Foto: José Cordero.

El capitán de Saprissa, Daniel Colindres, estaba almorzando con sus compañeros cuando supo que había sido convocado para el Mundial de Rusia 2018 y de inmediato llegaron las lágrimas de alegría.

El Monstruo es el equipo nacional que más jugadores le aporta a la Tricolor en esta Cpa del Mundo, pues junto al capitán irá Christian Bolaños y Johan Venegas. Además David Ramírez está en lista de espera.

Para Coli la cosa no fue fácil, en ciertos momentos fue cuestionado por la afición y en otros, cuando lo hacía muy bien, parecían no darle bola en la Sele, lo que hacía al jugador preguntarse qué más tenía qué hacer para meterse.

Con paciencia nunca aflojó y este lunes le llegó al premio, contó visiblemente emocionado en declaraciones al periodista Miguel Calderón, de Teletica Deportes.

"He pasado momentos muy difíciles, cuando volví a Saprissa traté de ser regular, siempre le pedí mucho a Dios que me ayudara en el camino, a veces a uno le cuesta aceptar la voluntad de Dios, no entiende porqué pasan algunas cosas si uno hacía todo para estar en la selección, ahora gracias a Él todo salió bien", dijo, con los ojos aún enrojecidos por el llanto.

Daniel es todo un líder en Saprissa, capitán del club y máximo goleador de los morados con nueve pepinos, posición que comparte con David Ramírez, quien quedó en la lista de espera por cualquier eventualidad.

"Nunca bajé los brazos, siempre traté de luchar aunque el panorama fuera oscuro, la perseverancia fue mi aliado", indicó Daniel.