Eduardo Vega.15 noviembre, 2020

Daniel Colindres tenía solo un gol en 14 partidos disputados, pero en su pólvora se volvió a encender este domingo ante Guadalupe al marcar doblete.

Para los morados es importante recuperar la cuota goleadora de una de sus principales figuras en ataque y quien tan solo había festejado en la primera fecha ante Limón (4-0) y después, nada de nada.

Saprissa derrotó 5-1 a Guadalupe y Colindres abrió y cerró la pizarra. Anotó el primer pepino a los 14 minutos y el último, a los 75 minutos. Además, fue pieza esencial durante todo el partido, ya que corrió, recuperó balones y celebró. Mariano Torres (minuto 34), Michael Barrantes (50′) y Marvin Angulo (57′), firmaron las otras anotaciones moradas.

En sus dos goles Colindres señaló el cielo al dar gracias. Foto John Durán.
En sus dos goles Colindres señaló el cielo al dar gracias. Foto John Durán.

Fue evidente la alegría que sintió Colindres al dar por acabada su sequía anotadora, ya que al anotar el segundo gol celebró hincándose y elevando su mirada al cielo.

Se justifica la espiritual celebración del delantero porque la falta de gol incluso levantó duros comentarios entre los mismos aficionados morados.

A finales de octubre anterior el técnico Wálter Paté Centeno tuvo que salir a defenderlo (también a Jimmy Marín), por estar divorciado del marco rival.

“Yo creo que tanto Jimmy (Marín) como Colindres (Daniel) han tenido apenas 10 juegos conmigo, yo creo que todavía no es el tiempo de esa estadística (la de los goles). Sabemos que tenemos deficiencias con el gol, pero yo creo que ellos poco a poco se han adaptado al sistema. Sabemos que Colindres tenía mucho tiempo sin jugar y Jimmy también, por lo que cuando llegan a jugar a un equipo que ya tiene movimientos establecidos, cambia un poco lo que ellos hacían”, comentó Centeno el pasado 30 de octubre pasado.

De esa declaración se acordó Paté en la conferencia de prensa de este domingo, después de la goleada que los morados le dieron a Guadalupe.

"Cada vez están más enchufados, sabíamos que iban a verse bien, los hemos venido trabajando, les hemos tenido paciencia. Cuando uno anda buscando algo grande, usted tiene, a veces, que pasar por una tempestad y seguir creyendo.

“Se quieren las cosas rápidas (los goles de Colindres desde que volvió), pero eso puede traer consecuencias. Hemos sabido ser pacientes y hemos confiado plenamente en los jugadores”, dijo Centeno sin mencionar a Colindres, pero para el buen entendedor pocas las palabras.