Andrés Mora.14 abril
Luis lleva con calma su crecimiento profesional en la cancha y en las aulas universitarias. Fotografia: Graciela Solis
Luis lleva con calma su crecimiento profesional en la cancha y en las aulas universitarias. Fotografia: Graciela Solis

El lateral del Saprissa Luis José Hernández lleva su carrera deportiva y educativa despacio porque precisa.

A los 20 años juega su primer torneo con el Monstruo y es el segundo futbolista más regular de su equipo en el campeonato con todo y que Vladimir Quesada lo sentó algunos partidos para darle espacio a Joseph Mora, que terminó yéndose para la MLS de los Estados Unidos.

En el campo estudiantil, Luis lleva Administración de Empresas en la Universidad Hispanoamericana de Heredia.

Luis José, vecino de San Bosco de Santa Bárbara, en Heredia, lleva 1.366 minutos en la cancha de 1.800 disputados. Solo lo supera Johan Venegas, que ha jugado 1403.

¿Cómo es la vida de un joven en el club más mediático del país?

Bueno, es muy tranquila, soy una persona humilde, intento ser calmado y no dar tanto de qué hablar. Entonces la llevo tranquilo, intentando mejorar día con día y hacer bien las cosas.

¿En la calle lo reconocen?

Por el momento muy poco.

¿Cómo valora ser el segundo más regular del equipo?

Por dicha la regularidad es lo más importante, es lo que da ritmo y te hace mejorar, hay que valorarlo para aprender.

¿Qué significó para usted no debutar en primera con Saprissa y tener que ir al Municipal Grecia, con Wálter Centeno, para hacerlo?

Lo valoro muchísmo, si no hubiera ido a Grecia el torneo pasado no habría hecho ni la mitad de los minutos que hice. Eso es lo que ayuda, te enseña y te hace mejorar, ese paso por Grecia fue una muy buena decisión que tomé.

Por supuesto que yo quería debutar en Saprissa y estar en Saprissa de una vez, pero eso siempre es difícil para la mayoría de los jugadores y al final me salió muy bien la jugada. Fui a Grecia y jugué todo el torneo y buenísimo porque vuelvo con más experiencia y minutos.

Este torneo tuvo un momento complicado porque venía con regularidad y Vladimir lo sienta para el primer clásico. ¿Cómo lo tomó?

Me dolió un poco porque venía con un ritmo y estaba haciendo bien las cosas. Me sentía bien, pero son decisiones que toma el profesor y se respetan simplemente, uno tiene que aceptarlas y seguir trabajando.

Por aquello de las admiradoras, Luis tiene novia y dice que está muy contento. Fotografia: Graciela Solis
Por aquello de las admiradoras, Luis tiene novia y dice que está muy contento. Fotografia: Graciela Solis

¿Cómo vive estar a las puertas de su primera cuadrangular?

Tranquilo, el grupo está muy bien y me apoyo en ellos, tengo la confianza y vamos para grandes cosas.

¿Apurándole para la fase final y en los exámenes de la U?

Sí, por supuesto. Ahorita estoy llevando dos materias y sí aprietan un poco más que todo por reprogramar los exámenes porque a veces hay partido, entonces hay que pasarlos y es complicadillo.

¿Cómo cuadra todo?

Voy en las tardes, lo que cuesta son los exámenes colegiados, que fijo son los sábados, pero todo bien, despacio pero por buen camino.

¿Ahora toca hacer el esfuerzo para lo que venga después del fútbol?

Sí, por supuesto, es importante y ayuda en muchos sentidos, principalmente cuando uno se retira.

¿Qué ganó como futbolista en su paso por Grecia?

Muchísimo, primero debutar, segundo aprender una idea en un equipo donde se jugaba buen fútbol. De verdad te enseñan bastante y el rodaje en la primera división que uno no tiene es importante, me dieron regularidad. Empecé jugando y me dieron todo el torneo.

(Walter Centeno) Me ayudaba muchísimo, me enseñó mucha movilidad. Tengo buena técnica y en la movilidad salía bien, siempre enseñándole (Paté) a uno muchas cosas.

¿Cómo llegó al Saprissa?

A los nueve años entré a la escuelita de fútbol de Heredia y ya a los 11 años Saprissa me llamó en prospectos y tomé la decisión de irme. Era totalmente diferente desde ligas menores, te dan todos los uniformes, entrenas en el estadio, lo mejor para aprender desde pequeño.

Hernández es un fuerte candidato para ser la próxima ficha de exportación del Monstruo. Fotografía José Cordero
Hernández es un fuerte candidato para ser la próxima ficha de exportación del Monstruo. Fotografía José Cordero

¿En quién se apoya en el camerino en los buenos momentos y en los malos?

Creo que en todos, con todos me llevo bien e intento apoyarme en todos, sobre todo en los de más experiencia.

Desde el 2015 se está hablando con usted por un interés del Manchester United de Inglaterra, ¿era cierto o qué pasó con eso?

Fui a los 14 o 15 años a una pasantía, me vieron jugar con la selección contra Estados Unidos. Estaban viendo a Christian Pulisic, que jugaba en contra mía y yo lo marqué y les gusté, me llevaron a Manchester pero cuesta mucho que un jugador juegue allá.

En Manchester me fue muy bien y creo que les gustó, entonces obviamente ahí no podía ir porque no tengo la nacionalidad europea y hay que tener un montón de requisitos para estar allá. Entonces intentaron montarme en otro club, en el SC Freiburg de Alemania y en el Gent en Bélgica, lo que pasa es que sinceramente ahí no me fue tan bien, no me sentí tan cómodo y no funcionó.

¿Quiere irse pronto al extranjero o cuál es su plan?

Ahorita tengo que seguir jugando para crecer, apenas estoy empezando. Tal vez si se va uno que sea con más experiencia y formado para que le vaya bien afuera, sé que tengo que aprender muchísimas cosas más para cuando me toque irme ir preparado y no tener que devolverme pronto.

Me encantaría que me compre un equipo de Europa, pero a veces sienta mejor más experiencia para salir: Por eso prefiero irme a la hora indicada.